¿Atacar bien para defender mejor o defender bien para atacar mejor?

Compartir es de sabios! Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on VKShare on RedditShare on Tumblr

¿ATACAR BIEN PARA DEFENDER MEJOR O DEFENDER BIEN PARA ATACAR MEJOR?

Probablemente nos hayamos planteado esto alguna vez como entrenadores…

¿Construyo a mi equipo desde el ataque o lo construyo desde la defensa?

Imagino que habrá quien tenga alguna preferencia, por diversas razones, y quién dirá pues que depende… La respuesta que nunca falla.

Habrá quien entienda que desde la defensa se consigue más rápidamente hacer competitivo a un equipo, dotándolo de confianza en lo que hace, utilizándolo para adquirir valores como la solidaridad o compromiso colectivo en el juego… y a partir de ahí poder crecer. O habrá entrenadores que prefieran construir a sus equipos desde el ataque porque lo consideren mas motivante, porque entiendan que es mas complejo y necesita mas tiempo…

Y luego está el depende, pues según las características de mis jugadores (si son muy buenos atacado o muy buenos defensores en su conjunto), según tenga más o menos tiempo (algo que en fútbol ya sabemos que no hay, pero que siempre hay algún sitio en el que se puede mirar al menos a un mes vista con cierta tranquilidad, bien porque trabaje con niños en algún club con estos ideales o porque anteponga mis propios ideales al riesgo de ser cesado en poco tiempo), si he cogido al equipo de inicio o con la competición ya empezada, dependiendo del análisis de rendimiento que haga del equipo…

Creo que todos estos son condicionantes que podemos tener en cuenta. Pero, ¿nos hemos parado a pensar como influye lo uno en lo otro?,

  • Si consideramos que tenemos gran capacidad para tener la posesión del balón y atacar de manera posicional, ¿tenemos en cuenta que seamos eficaces para pasar a defender ese tipo de situaciones?
  • O, defendemos muy replegados, con muchos jugadores para tratar de impedir que el rival nos genera muchas ocasiones y tratar de marcar algún gol en alguna ocasión que se nos presente, pero ¿tenemos jugadores arriba que nos den salida al contraataque desde tan atrás y que sean capaces de generar ocasiones por si mismos…?

Podemos plantearlo como queramos, pero lo que si debemos tener claro es que debe haber sintonía entre lo uno y lo otro, entre como sea eficaz defendiendo pero a su vez mantenga un equilibrio que permita aprovechar los puntos fuertes de nuestro ataque y viceversa.

¿Qué pasa cuando tengo jugadores rapidísimos arriba, pero un poco mas limitados técnicamente y resulta que no conseguimos crear situaciones de ataque con espacios para que puedan explotarlo?

Nos ponemos a mejorar el ataque posicional para ser mas competitivos o tratamos de empezar por mejorar la defensa para poder recuperar más balones en las condiciones necesarias para generar situaciones de contraataque.

A mi equipo da gusto verlo jugar…!!!, tenemos un 75-80% de posesión todos los partidos, pero perdemos 3-0 por mala suerte. Pero ¿cuantas ocasiones de gol ha tenido cada equipo?, ahh… bueno…, ellos 7 y nosotros 3; o, pues hemos tenido nosotros 5 y ellos 4, pero ¿Cómo han sido las ocasiones?, pues… a ver que recuerde… ellos ha sido mano a mano con el portero con mucho espacio y nosotros tiros lejanos o remates con dos rivales mordiendo en la oreja.

A este tipo de asuntos hacemos referencia en Fútbol: Dinámica del juego desde la perspectiva de las transiciones.

Alberto González
@algonfer17

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *