Los-Padres

¡Será tonto el “tío” este que no saca a mi hijo!, ¡Pepe dile que te saque ya!

Compartir es de sabios! Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on VKShare on RedditShare on Tumblr

A continuación tenemos una colaboración de Kike Fernández (@kikecoach). Kike es Coach Deportivo Profesional, formado y certificado por Florida Universitaria y certificado por APROCORM (Asociación de Profesionales del Coaching de la Región de Murcia) de la que es miembro. Igualmente es miembro de AECODE (Asociación Española de Coaching Deportivo). Actualmente es Entrenador de Balonmano Nivel 2, deporte con gran transferencia al fútbol, y el Director Técnico de las Escuelas CAB Cartagena. Desde La Libreta del Mister damos las gracias a Kike por la colaboración y esperamos que disfruten del artículo.

¡Será tonto el “tío” este que no saca a mi hijo!,  ¡Pepe dile que te saque ya!

Que padre no ha oído algo así estando en la grada, es duro oírlo sobre todo si tu hijo está en el campo en ese momento y lo merece igual que otro, ¿no?

En el terreno de juego solo pueden estar 11 jugadores y posiblemente 3 más, si hay cambios, como padres hay dos formas de enfocarlo y dos grupos de padres:

PADRES GENEROSOS

  • Participan desinteresadamente ayudando y apoyando al entrenador.
  • Enfocan las decisiones técnicas y disciplinarias siendo justos y coherentes.
  • Conocen a su hijo y saben de su rol en el equipo, le apoyan positivamente para que mejore.
  • No hablan nunca mal ni de sus compañeros y ni del entrenador.
  • Sienten ser parte importante del equipo e intentan crear un entorno agradable, poniendo los granitos de arena necesarios.
  • Transmiten a su hijo valores como, la cultura del esfuerzo, la humildad para aceptar su rol, la fuerza y la perseverancia para que trabaje cada día y se gane sus minutos, y la empatía para entender al entrenador, sus razones.
  • Asiste siempre que puede a los entrenamientos y partidos para facilitar el desarrollo grupal y así entender mejor las decisiones.

Con lo cual consiguen que sus hijos jueguen con menos presión y disfruten de cada momento.

PADRES EGOISTAS

  • Creen que su hijo es una estrella, infravalorando al resto.
  • Saben más que el entrenador.
  • No dudan en machacarlo si su hijo no juega y les exigen explicaciones o peor hacen que sus hijos las exijan.
  • No saben aceptar el rol que tiene su hijo, al llegar a casa sus mensajes son resultadistas y negativos respecto al entorno.

Fomentan en sus hijos nervios y ansiedad, con lo que dificultan su desarrollo y le perjudican en sus relaciones con el grupo, esto repercute en el buen desarrollo del equipo y de sus objetivos.

Seguro que hay mil cosas que podría decir en cada uno de los dos casos, entiendo y sé que hay muchos entrenadores que no están preparados para gestionar un grupo, para formar a jugadores en valores y en aspectos técnico tácticos, pero también sé que cada vez hay menos así y son mayoría los entrenadores con muy buena preparación, más clubes con coachs o psicólogos apoyándolos, el entrenador tiene una responsabilidad grandísima desde el momento en que acepta hacerse cargo de un equipo de base y tiene el “derecho asertivo y humano” de equivocarse como toda persona, de tener su criterio y de elegir según ese criterio su forma de jugar, con quien cuenta, y en qué momento etc..

“Lo que yo necesitaba hacer era abrir mi corazón y tratar de entender la situación desde su punto de vista” Phil Jackson.

¿Quién compone el equipo de base?

Según mi experiencia como padre, entrenador y coach, mi equipo ideal se compone de los siguientes miembros:

JUGADOR + ENTRENADOR + PADRES + CLUB = EQUIPO DE BASE CAMPEÓN

  • JUGADOR se dedica a disfrutar del futbol y trabaja cada día para mejorar, acepta su rol dentro del equipo, y lo toma como punto de partida de una mejora continua, es positivo se apoya en sus fortalezas.
  • ENTRENADOR es un entusiasta que sabe transmitir sus ideas y motivaciones al grupo para que las hagan suyas, es coherente, justo y un líder efectivo, educador ante todo siendo ejemplo en todo lo que hace para sus chicos.
  • PADRES saben estar a la altura y apoyan positivamente a sus hijos y al entrenador, están para ayudar y para crear un entorno de cordialidad entre todas las partes.
  • CLUB apoya a su entrenador, no se deja intimidar por los padres egoístas y se ocupa de la logística y de la ayuda a cualquier tema que pueda surgir.

¿UTOPIA?

¡No!, posiblemente sea muy complicado que todos se entiendan, pero imposible por supuesto que no, todo empieza en la pretemporada y con dialogo, entre entrenador y jugadores, entrenador y padre, club y entrenador, club y padres.

Dialogo para marcar objetivos y su plan de acción para conseguirlos, objetivos de cada una de las partes, deben de ser de rendimiento, aprendizaje y desarrollo técnico táctico, físico, y mental- emocional del futbolista que recordamos esta en formación, objetivos ecológicos individuales dentro de los comunes.

¿CÓMO LO HACEMOS?

Siendo transparentes y reuniendo a todas las partes, a veces requiere de mucho esfuerzo y más si no hay costumbre, pero en ningún momento dije que sería fácil, hay que tener ganas de trabajar y transmitir mucho entusiasmo, tanto cuando estemos bien como cuando tengamos esos días malos, generar sensación de pertenencia y de que todos somos importantes y formamos parte de este equipo desde su perspectiva y rol asignado.

Crear un equipo en el cual la generosidad sea la principal fuerza impulsora, es un gran proyecto. Buenos equipos se convierten en grandes equipos cuando sus miembros confían reciprocamente lo suficiente para reemplazar el yo por el nosotros. El poder del NOSOTROS es más fuerte que el poder del YO.

“Phil Jackson”

¿CÓMO DEFINIMOS OBJETIVOS MOTIVANTES?

VISION FASCINATE (Una visión que nos motive realmente que sea un reto importante que nos active)

+

CLARIDAD DE OBJETIVOS (OBJETIVOS INTREPIDOS) (Objetivos claros más a corto plazo y con fechas de caducidad)

+

CREAR UN ENTORNO DE SOPORTE (Mejorar lo que haga falta del entorno para facilitar el desarrollo de nuestro trabajo)

+

PAGAR EL PRECIO (pagar el precio necesario, adelantar trabajo en los estudios, aguantar en el banquillo cuando toque, entrenar al 100%, ser empático y generoso)

Cada uno de los 4 pasos deben de aplicarlos y llevarlos a su terreno tanto jugadores, entrenadores, como padres y club, todo esto mejorara la comunicación y habrá mejor entendimiento entre todas las partes, con lo cual se dirán menos barbaridades por parte de todos y nuestros chicos/ as disfrutaran jugando al futbol que es la primera razón por la que sacrifican tanto.

“Lo importante no es ganar de cualquier manera, es saber ganar de la mejor manera”

Pizarra tactica personalida de futbol TactB.com

17 comentarios
  1. Kike Fdez
    Kike Fdez says:

    Dar las gracias a ” la libreta del míster”, por ofrecerme participar en este importante blog sobre futbol y valores, y formar parte de el, saludos!

    Responder
  2. Anna Fernández Sánchez
    Anna Fernández Sánchez says:

    ¡Interesante artículo! Minimicemos barreras y construyamos puentes para que todos formemos parte del sistema: jugadores, entrenadores, padres y clubes. Si contamos con la implicación de todos el crecimiento está asegurado. Consiste en ir en la misma dirección, en ser un equipo que funciona como un sistema esencial para avanzar, necesario para crecer como un todo, en el que cada pieza es necesaria y imprescindible en el engranaje que da fuerza al motor para y por el cambio, para y por el éxito.
    Adelante, juntos todo es posible.

    Responder
  3. Gena Travieso
    Gena Travieso says:

    Hola un articulo muy muy interesante y muy bueno sobre todo los padres egoistas hay que ser un poco mas imildes porque tu hijo sera lo que tu le reflejes .

    Responder
  4. Carlos
    Carlos says:

    Todo muy bonito,yo que no soy muy futbolero,no entiendo que en el fútbol basé se marginen a niños por no tener la capacidad de otros y prime más el resultado a que todos se sientan importantes,te ha faltado tener un poco de empatía por ciertos niños que al final se les hace Muñoz daño

    Responder
    • kike fdez
      kike fdez says:

      Hola Carlos, precisamente he escrito este articulo por esa razón. no me gustan las situaciones que viven muchos niños en el deporte, mi punto de vista es que no ha faltado empatia, igual no has entendido el articulo, cuando un padre o entrenador se ponen asi el unico perjudicado es el niño, y va para su mejora, saludos cordiales

      Responder
      • jose
        jose says:

        Me gusta lo que leo pero considero es practicamente una utopia…yo estoy en ello pero hay demasiadas presiones para podernconseguirlo,

        Responder
  5. Fina
    Fina says:

    Está muy bien el artículo, aunque al parecer está bastante enfocado al mundo del fútbol, que es muy competitivo, de ahí que se lleguen a dar situaciones bastante penosas a veces por parte de los papás. Mi hijo no va a fútbol, sino a baloncesto, pero también en el baloncesto se ve a padres que se creen que saben más que los propios entrenadores y que les dicen a sus hijos a grito pelao hasta cómo han de botar la pelota, lo cual resulta bastante bochornoso para todos los demás. Solo añadiría una cosa más sobre lo que ha escrito Carlos refiriéndose a la falta de empatía sobre esos niños que se quedan en el banquillo y en parte considero que tiene razón, pero yo evitaría como madre decirlo delante del crío. El problema radica en que se sale a ganar y para ganar tienen que salir los mejores. El fútbol es así, se vende como un deporte de equipo pero lo que hay son figuras, en fin, no se. Saludos.

    Responder
  6. HUMBERTO MOSCOLONI
    HUMBERTO MOSCOLONI says:

    de acuerdo en casi toda la nota, solo quiero saber que pasa cuando se ve claramente que el entrenador no está a la altura de las circunstancias ?? por incapacidad y por incumplimiento. ?? saludos cordiales.

    Responder
  7. Ramón
    Ramón says:

    Soy padre y entreno niño. Me dirijo a ustedes para compartir con todos simplemente mi opinión:
    Siempre he entendido el fútbol base como fútbol de FORMACIÓN que para ello todos los niños deben de disponer de minutos para evolucionar, pero cuando digo minutos no me refiero a los últimos minutos de partido para que el niño se vaya contento a casa y en muchos casos solo si el equipo va perdiendo, sino de minutos suficientes para que participe sin la presión del miedo a fallar, que cada balón que toque es un examen y en pocos minutos querer demostrar mucho.
    Esta es una situación que viven muchísimos niños por PRIORIZAR LOS RESULTADOS A LA FORMACIÓN
    No podemos meter en el mismo saco los padres que se creen que su hijo es una estrella con el padre que se conforma con que su hijo se sienta participe y no ver salir todos los fines de semana al niño con esa tristeza por no jugar.
    PONER LOS QUE MEJOR JUEGAN O MAS CORREN ESO ES MUY FÁCIL Y NO TIENE MERITO.
    TODO MI RESPETO Y AGRADECIMIENTO A LAS PERSONAS QUE SE DEDICAN A LOS NIÑOS HACIENDO UNA GRAN LABOR DESINTERESADAMENTE.
    EL NIÑO ES LO QUE IMPORTA.

    Responder
  8. MARTÍN SERRATOS
    MARTÍN SERRATOS says:

    Hablando de etapa de formación.
    Tengo una escuela de fútbol y lo principal es que aprenda y disfrute de jugar al fútbol recibimos niños desde 5 hasta 16 años para ingresar primero el niño debe de trabajar 2 semanas para ver si le gusta sus compañeros y la forma de trabajar de su profesor si el niño acepta entonces al padre se la otorga un reglamento como muchas instituciones deportivas pero con una clausula que no puede intervenir en decisiones del técnico ni dar indicaciones al hijo solo palabras de aliento y apoyo lo firma y el niño es aceptado.
    EN LO FORMATIVO nuestras ligas en mexico a nivel formativo se pueden hacer todos los cambios que se quiera ( niño que sale de cambio ya no puede reingresar) nuestros profesores tienen que meter a jugar a todos unos juegos inician otros juegos entran de cambio ya que como dice kike lo importante es el trabajo de equipo no todos tienen las mismas habilidades y lo importante es que cada alumno lo sabe y ayuda o le ayudan para balancear el funcionamiento en equipo, tácticamente hablando hay un momento del juego que defiendes y trabajas la poscecion del balón y tener control de juego y con otro grupo de acuerdo a las cualidades y características modificas tu esquema para ser mas ofensivo y asi todos pueden participar en cada uno de los encuentros y saber que todos son importantes en su equipo y que tienen que vivir la experiencia de jugar cada semana porque de acuerdo a cada rival ellos aprenden a enfrentar las adversidades de cada juego que son diferentes y cada profesor entrega un reporte de cada juego con quien inicio y sus cambios y así podemos llevar un récord semanal de cada niño de cuantos minutos juega para que al final del torneo se les entrega a sus papas de cuantos minutos jugo en cada juego y cuantos fueron al final del torneo.
    EL OBJETIVO que el niño aprenda teniendo las mismas oportunidades que el resto de sus compañeros, que el resultado del equipo fue ganado por todos, que la superación no es ser mejor que alguno de sus compañeros se trabaja con sus propias metas individuales ser mejor cada día a lo que hizo el día anterior así sienten menos presión porque ellos mismos dicen o presumen ya puedo hacer esto o ya me sale esta jugada etc. Lo competitivo no esta peleado con lo formativo hay que guiarlos a que busquen la victoria y que se acostumbren a salir en cada encuentro a ganar y si se puede, esto lo trabajamos en la parte formativa y si suelen salir papas como comentan y por eso del reglamento ” se acuerda que usted me firmo y acepto”
    EN LO PROFESIONAL si cambian las cosas tan solo que los cambios ya solo te permiten 3 y hay la mecánica es diferente.
    Es mi comentario de nuestras experiencias que tenemos en nuestra escuela, espero les sea algo de utilidad para algunos.

    Responder
  9. IlNeuroDoktore
    IlNeuroDoktore says:

    Lo malo viene cuando pagas el precio, eres un crack en los estudios, aguantas en el banquillo, das el 200% en los entrenamientos y nunca llega tu oportunidad. Eso me pasó a mi siendo infantil-cadete y me rallé con los dos místers hasta mandarles a la mierda. Por cierto, nunca dejé que mi padre fuese a ver un partido del equipo a no ser que fuera imperiosamente necesario. Yo intentaré ser de los padres generosos con mi hijo/hija.

    Enhorabuena por el artículo. Muy interesante.

    Responder
    • mister
      mister says:

      A veces después de intentarlo muchas veces, y de luchar por conseguir tus objetivos, si no lo logras no es culpa de nadie, simplemente si no consigues lo que quieres ENCUENTRAS TU DESTINO.

      Responder
  10. Enrique Rodríguez
    Enrique Rodríguez says:

    Hola, me parece muy bien que hables de los padres…pero como dices muy bien es sólo una parte del equipo campeón, me gustaría que también hablaras de los clubs que se empeñan a muerte en tener equipos en categorías superiores, a costa de competir en vez de enseñar y de entrenadores, que presionados por sus clubs, juegan a no perder y a poner siempre a los mejores porque peligra su puesto.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>