Así juega Panamá – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Panamá

Panamá suele arrancar sus partidos con un sistema 1-4-4-2. En ese esquema son claves las recuperaciones de balón de Gómez y el trabajo en la producción de juego de futbolistas como Cooper y Godoy. Precisamente Cooper es uno de esos jugadores cuya polivalencia hace cambiar de disfraz a La Sele. Podemos ver al jugador nacido en Colón tanto como centrocampista organizador o incluso caído a las bandas. La otra referencia rompe esquemas es Román Torres, el capitán y central es una sorprende con sus continuas subidas al ataque. Fue precisamente con una de sus acciones con la que Panamá se metió en el Mundial de Rusia. El equipo de Hernán Darío Gómez no siempre tiene paciencia a la hora de elaborar sus jugadas y suele acumular muchos jugadores arriba con la intención de hacer un fútbol directo. Esto no siempre funciona ya que sus mayores debilidades residen en las pérdidas de balón y las transiciones defensivas como analizaremos a continuación. A la hora de defender el sistema también se transforma. En este Mundial veremos que el combinado centroamericano jugará mucho con el respeto psicológico que supone considerarse inferior a sus rivales de grupo. Normalmente el equipo replegará al 1-4-1-4-1. Con este último sistema, un mediocentro siempre sale a tapar con presión junto al punta la entrada del contrario según sea la basculación del rival usando la línea de mediocampo como referencia.

Panamá construye sus situaciones de ataque basando su juego en laterales verticales y proyectados como extremos. El central encargado de la salida del balón va avanzando con la pelota protegida por apoyo de los centrocampistas centrales. Los extremos juegan metidos por dentro en la zona de finalización esperando recibir el pase filtrado desde la medular del campo. De esta manera habilitan el espacio para que los laterales puedan ocuparlo. Los delanteros mientras esperan en la zona de remate. La jugada más repetida que veremos de los panameños es esa en la que el extremo habilita el pase al lateral para que este la ponga en el área. Importantes también son las caídas a los costados del área por parte de los puntas, su movilidad consigue que los centrales rivales salgan a veces de su zona de confort. Todo ello siempre se coordina con el juego de los extremos por dentro favoreciendo profundidad de los laterales y rupturas en desmarque de segunda línea hacia el área. Con Cooper, Buitrago y Tejada en el campo se pueden producir llegadas muy verticales a línea de fondo junto a la entrada por bandas de un extremo y un lateral. Panamá pecará muchas veces del juego directo basado en tres toques: Saque del portero en largo, prolongación por un punta y remate por el otro. Ese será el principal plan de Hernán Darío y sus hombres.

Panamá utiliza el 1-4-1-4-1 de contención para intentar obligar al rival a desplazar en largo en el inicio de la jugada. Esto les hace quedar mal posicionados en las ocasiones en las que el rival proyecta 4 atacantes a la frontal quedando en duelo de uno contra uno ante la última línea defensiva. Su sistema defensivo depende mucho de la calidad del rival en duelo individual y el pasador en largo del que dispongan. Si el punta rival tiene movilidad en la zona de finalización,  basculando, agitará la jugada rompiendo la contención. Estar bien replegados es el plan defensivo de un equipo que sufre mucho menos cuando consigue tener a sus puntas por detrás de la pelota. Gómez no evita incrustarse en la defensa cuando es necesario.

Transición Defensiva

Tras pérdida en campo propio los zagueros pueden quedar vendidos a duelo de uno contra uno. Les cuesta recuperar la contención ante una buena basculación del rival, creándose situaciones de centros, filtraciones y disparo. Son una ruleta rusa, tienen un buen número de atacantes pero si no sale la idea ofensiva, conceden oportunidades.

Transición Ofensiva

Los laterales también juegan un papel muy importante en la fase de transición ofensiva del novato equipo mundialista. La salida explosiva de sus laterales, unido al experimentado juego de espaldas de Blas Pérez. Su temporización es fundamental a la hora de finalizar las jugadas a la contra.  La triangulación rápida en la zona de creación con extremos apoyando por dentro a los mediocentros y la ruptura de un centrocampista central en carrera para recibir en la frontal son claves en su transición. Sin olvidar la capacidad en jugada individual con potente carrera y regate de algunos de sus jugadores.

Aspectos importantes del balón parado

Además de las habituales jugadas más comunes como los saques de esquina o las faltas laterales, Panamá también posee una gran arma con los potentes saques de banda de Machado. Los saques de esquina y faltas laterales, normalmente botados por Cooper, Gaby Torres y Deivid, son generalmente muy cerrados y peligrosos al área pequeña. En defensa suelen desatender la marca en cualquiera de las jugadas a balón parado. El problema también se registra en las segundas jugadas. El equipo cierra con tres las jugadas en las que ataca por lo que con una contra bien organizada puede ser mortal.

El entrenador: Hernán Darío Gómez

Hernán Darío Gómez siempre será un héroe para Panamá. Allí ha pasado de los silbidos de la grada tras una derrota por 4-0 ante EEUU a las lágrimas que le provocaron la victoria ante Costa Rica. El Bolillo, como es conocido el seleccionador, es un tipo visceral cuya sinceridad a veces traspasa la frontera de lo correcto. Su estilo no ha cambiado en ninguna de las tres fases de clasificación que jugó con Colombia para Francia 98, Ecuador para Corea y Japón 2002 y esta con Panamá para Rusia 2018. El colombiano no teme dar pistas e incluso reconoció un día antes el once que pondría en liza en el partido más decisivo de la historia de Panamá. El 15 de febrero de 2014, la Federación Panameña lo contrata tras  la destitución de Julio Dely Valdés al no lograr el objetivo de llevar a Panamá a Brasil 2014. Tras clasificar a Panamá por primera vez a un Mundial, Hernán Darío Gómez se convirtió en el segundo técnico en clasificar a tres Selecciones diferentes a un Mundial. Como jugador desarrolló su carrera entre el Nacional y el Independiente, ambos clubes de Medellín.

Plantilla de Panamá

Fortalezas y debilidades de Panamá

FORTALEZAS

La profundidad de sus laterales
Su ‘ordenado’ juego directo
La polivalencia táctica de sus delanteros
Replegados son un equipo muy correoso
La ilusión del que no tiene nada que perder

DEBILIDADES

Les cuesta la vida recuperar un balón tras pérdida
Se despistan con facilidad a balón parado
Una pareja de centrales demasiado lenta
No tienen un plan B
Irán con excesivo respeto a los partidos

 

Así juega Bélgica – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Bélgica

Los sistemas que utilizan los belgas son el 1-3-4-2-1 y el 1-4-2-3-1. Martínez ha conseguido una alta participación ofensiva de la totalidad de sus jugadores, manteniendo siempre gran amplitud para uso de los carriles exteriores. Ataca en bloque con cortas distancias entre líneas, quedando larga distancia entre portero y defensas. Son muy dinámicos en ataque, con cambios de posición e incorporaciones a líneas siguientes y anteriores. Los volantes realizan recorridos a lo largo de toda la banda.  En la mediapunta, Mertens cambia de posición a volante para que De Bruyne, Carrasco o Eden Hazard jueguen hacia dentro como enganches partiendo desde la banda.

Inician el juego por dentro con conducción de balón con los centrales, participando los mediocentros y los volantes. Se ofrecen para recibir Fellaini, Dembele y De Bruyne por carril central para generar juego en campo contrario, hasta la recepción de estos jugadores no arriesgan el pase. Además cuentan con el apoyo de Courtois en la portería con capacidad para distribuir pase corto o largo. Es en zona 1 (campo propio) por lado izquierdo salen con Courtois, Vermaelen o Vertonghen donde pueden optar por salir en largo ante presión buscando a Lukaku, Carrasco o Batshuayi como referencias. Debido a la calidad de control y pase de sus futbolistas puede dominar la segunda jugada creando un ataque organizado.

Insisten en el juego combinativo, asumiendo riesgos en el pase ante presión en el inicio del juego. Fellaini y De Bruyne asumen la tarea de canalizadores del juego. Con Eden Hazard y Carrasco en el campo al mismo tiempo son más constantes los ataques por el carril izquierdo. Alderweireld, Vermaelen y De Bruyne dotan al equipo de cambio de orientación. En cualquier carril gozan de uno contra uno con Carrasco, De Bryne, Eden Hazard o Chadli. Los volantes que cumplen con tareas de laterales, mantienen la amplitud en banda y son los centrales los que realizan incorporaciones para crear superioridad hasta zona 3 ofreciendo paredes a los volantes. En el carril derecho Meunier da profundidad y por el izquierdo Vertonghen juega hacia dentro.

El cierre defensivo se compone de dos jugadores en última línea y uno por delante en ayuda y vigilancia. Ejecutan posesiones elaboradas hasta inmediaciones del área contraria con intención de penetrar en ella. En caso de no adentrar al área, dotan de tiro desde media y larga distancia los De Bruyne, Vertonghen, Lukaku o Tielemans.

Hacia el interior del área realizan desmarques en profundidad Lukaku y Eden Hazard. Lukaku es la referencia en el área pequeña y en el punto de penal, siendo esas zonas las referencias de envíos. Por el carril derecho son frecuentes los centros desde las botas de Meunier. Además de Lukaku, tienen apariciones en zona de remate De Bruyne, Batshuayi y Eden Hazard. La llegada de los defensas centrales a zona 3 y la acumulación de atacantes en la frontal y costados del área rival, con un total de hasta ocho jugadores, provoca que puedan dominar la recogida de rechaces.

En defensa, el sistema para dar profundidad defensiva en 1-5-4-1 ya que juega con tres centrales. No cierra espacios entre líneas, hay larga distancia portero-defensa, media distancia entre defensa-centrocampistas y centrocampistas-media punta y larga entre media punta-delantero. Defensivamente son poco dinámicos, los tres centrales y el portero son los que dominan los conceptos defensivos, no realizan cambios de posición en tarea defensiva salvo. Las incorporaciones constantes al ataque hasta zona 3 de dos de los tres centrales belgas marcan el estilo de juego. Alderweireld y Vertonghen avanzan a línea de centrocampistas y participan en la creación de juego en ataque organizado.

No tapan correctamente los tiros y centros. Los defensas centrales quedan en duelos frente a los delanteros rivales. Les realizan centros, ya que también han de soportar duelos 1×1 contra extremos y les pueden atacar a las espaldas de los volantes. Aparecen fallos de coordinación en la línea defensiva cuando Carrasco se sitúa como lateral para formar parte de la línea defensiva de cinco. Existen problemas entre defensas centrales para defender balones aéreos. Con las líneas adelantadas no defienden bien los centros laterales. Los envíos del rival buscando los delanteros pueden provocar filtraciones entre líneas que provocan que la defensa se tenga que quedar en uno contra uno. Los centrocampistas son de vocación ofensiva, creativos, no son especialistas en tareas defensivas y les cueste defender a sus espaldas las incorporaciones de los rivales desde segunda línea.

Solamente los tres defensas centrales pueden garantizar ganar duelos aéreos en zonas 1 y 2 para tratar de dominar la recogida de rechaces y poder anular la segunda jugada. No orientan los despejes, despeja alejando el balón lo más lejos posible de su portería.

Transición Defensiva

La pérdida de posesión se produce en envíos al área y pases interceptados con espacios a la espalda de la línea defensiva, que frecuentemente se encuentra adelantada. También en los carriles laterales al encontrarse los volantes muy adelantados. En el cambio de rol ataque-defensa son rápidos los tres centrales de la línea defensiva, pero no todo el equipo. Reaccionan con presión avanzada, pero les falta rapidez en el marcaje. No hay regreso intensivo por parte de los delanteros, volantes ni media punta. Realizan repliegue medio, pasivo y lento dejando amplios espacios por delante de los tres centrales. Los carriles exteriores quedan en menor protección, a los cuales tienen que acudir con coberturas forzadas y basculaciones incompletas. Fellaini, Vertonghen, Alderweireld y Vermaelen hacen que el rival no pueda avanzar con claridad temporizando las jugadas. Hacen uso de la falta táctica en la presión avanzada. Tras recuperación pueden consolidar posesión con un nuevo ataque organizado.

Transición Ofensiva

Por falta de velocidad en elaboración durante la transición y ausencia de desmarques en profundidad bien sincronizados, no aprovechan los espacios libres con serio peligro. Son Lukaku, Eden Hazard y De Bruyne los que dotan al equipo de poder reaccionar con efectividad en transición defensa-ataque. Dominan la amplitud con ocupación y referencia siempre en banda, pero no profundizan. La velocidad de sus contraataques desde cualquier zona es media, llegando en oleadas.

En zona 1 (campo propio), el contraataque es posible si encuentran pase a Carrasco o un jugador de velocidad en banda. Carrasco es su principal conductor desde esta zona, donde hay ausencia de garantizar el juego de cara. El equipo siempre busca la salida por banda pero lo hace con el objetivo de finalizar la jugada por el centro con algunos de sus principales atacantes. En recuperación en zona 2 (Centro del campo) pueden optar por contraataque o ataque organizado. Tratan de encontrar en el pase de descongestión a Lukaku, que junto a Eden Hazard juegan de cara. De Bruyne y Eden Hazard son los conductores del contraataque por carril central desde zona 2 administrando la jugada. En zona 3 realizan contraataque con Lukaku de referencia como receptor de pase. De Bruyne y Eden Hazard se erigen como conductores con capacidad de excelente último pase y temporizando con calidad técnica. Lukaku y Batshuayi juegan de cara en zonas de finalización.

Aspectos importantes del balón parado

Bélgica es un cuadro capaz de sorprender a los rivales en estrategia, con buena distribución de envíos y una gran capacidad de asociación tras córner y faltas. Su movimiento preferido es el balón al segundo palo. De Bruyne y Eden Hazard son los habituales lanzadores, ambos de alta calidad para tiro o centro. Realizan habitualmente los saques en corto, situando en el interior del área rival cuatro o cinco jugadores, de los cuales destacan como rematadores Lukaku, Vermaelen, Vertonghen, Alderweireld, Ciman y Boyata, salvo Lukaku todos ellos son defensas. Por el contrario no dominan el juego aéreo ni las segundas jugadas tras balón parado, por ello se hacen fuertes sacando en corto.

No dominan las acciones a balón parado defensivas, ya que su intensidad es media en la marca. Courtois es su gran valedor en el juego aéreo dentro del área siendo un portero de garantías con buena salida para el blocaje. Ocho jugadores de campo más el portero suelen encargarse de defender el área, uno queda de vigilancia en la frontal y el punta queda alejado hacia mediocampo. Las faltas laterales y escoradas las defienden en línea y los saques de esquina con una línea de tres en el interior del área pequeña, un jugador por delante ella y otra línea de cuatro por delante más un jugador suelto para vigilancia, es decir una defensa mixta con defensa al hombre y zonal.

El entrenador: Roberto Martínez

El entrenador español asumió el reto de llevar a Bélgica al siguiente nivel. El técnico ofrece un estilo de juego tremendamente vertical y ofensivo donde la defensa pasa a tener un papel secundario. Su sistema es un puzzle difícil de entender donde la concentración de sus jugadores tiene que ser máxima.

Plantilla de Bélgica

Fortalezas y debilidades de Bélgica

FORTALEZAS

Calidad y potencia en zonas ofensivas
Un sistema calculado
Superan los duelos uno contra uno
Cuentan con dos estrellas del Mundial

DEBILIDADES

Problemas en el juego aéreo
Mucho ataque igual a poca defensa
Fragilidad en los metros finales de su campo
Arriesgados en campo propio

 

Así juega Corea del Sur – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Corea del Sur

Corea del Sur tiene mucha amplitud en el juego, siempre están abiertos en el campo con los extremos para manejar los ataques por las bandas. El sistema que suelen utilizar es el 1-4-4-2 ó el 1-4-2-3-1. Tienen unas cortas distancias entre líneas, a excepción de la que hay entre el portero y la línea defensiva. Son dinámicos en el ataque por su valentía en el duelo, la velocidad de sus jugadores y la finalización con jugadas muy directas. Pueden producir cambios de posición entre sus jugadores. Lee Keunho y Son pueden participar tanto de puntas como de extremos y Lee Jaesung y Kwon Changhoon de extremos o mediapuntas, siendo todos ellos compatibles con el delantero Hwang Heechan.

Inician el juego por fuera, con los centrales abiertos con capacidad de desplazamiento largo y los laterales avanzados. Participan los laterales y los centrales, los mediocentros se ofrecen a recibir, frecuentemente Jang Hyunsoo es quien canaliza las jugadas. En zona 1 (campo propio) no arriesgan el pase raso, sí en zona 2 con envíos directos en profundidad. No hay relevancia determinante del portero en el inicio en corto, en cambio sí es un lanzador en largo. Juegan en largo desde zona 1 con los centrales como lanzadores, cumplen con esta ejecución Kim Minjae y Kim Younggwon. Kwon Changhoon y Son se muestran como referencias.

Pueden manejar la alternativa de tratar de combinar en el inicio, pero se sienten más cómodos jugando continuamente de manera directa. Ki, Jang Hyunsoo y Koo Jacheol en el centro del campo por carril central ayudan a canalizar el juego con su distribución de pase. Tienen como preferencia iniciar y finalizar sus ataques por banda, atacando más por el carril derecho. El cambio de orientación lo ejecutan en zona de finalización, delante de la frontal del área. Generalmente sus jugadores son atrevidos en el duelo uno contra uno, recurriendo al regate en cualquier zona y momento. Lee Jaesung, Lee Keunho y Son tienen un mayor número de éxitos en el regate por encima de sus compañeros.

Llegan al área con balones enviados al espacio. En caso de llegar con balón controlado lo hacen desequilibrando en el 1vs1 para después colocar centro o pase de la muerte. La finalización es vital para no sufrir defensivamente, por ello ejecutan tiros y centros de larga y media distancia para entrar por los costados. Kwon Changhoon, Kim Jinsu y Han Kookyoung poseen un buen tiro lejano. Tienen falta de acierto en el remate. Lee Keunho, Son, Ki y Hwang Heechan tienen presencia en zona de remate.

El sistema de juego defensivo es más efectivo en defensa organiza donde sí muestra profundidad defensiva. El 1-4-4-2 / 1-4-2-3-1 Contrasta con la capacidad de repliegue no exitosa de todo el bloque en la transición ataque-defensa. Los laterales realizan incorporaciones a líneas siguientes efectuando centros e incluso tiros. Go Yohan puede jugar de lateral derecho o medio centro y Jang Hyunsoo de central o medio centro, ambos ofrecen polivalencia para la defensa.

Esperan al contrario con sistema 1-4-4-2. La primera línea de presión se sitúa en medio campo permitiendo el juego en corto. Hwang Heechan, Kwon Changhoon, Son y Lee Keunho son jugadores que optan a componer la primera línea. La segunda línea de presión realiza avanza metros y la última línea defensiva se sitúa en ¼ de campo. Tratan de mantener las líneas juntas pero la presión avanzada de la segunda línea deja espacios entre defensas y centrocampistas. Dejan espacios entre las líneas de defensas centrocampistas y centrocampistas-media punta si el rival maneja buena circulación de balón.

Ambos carriles exteriores son zona de recuperación por la presión realizada en las basculaciones a las bandas. La presión la orientan hacia fuera, siendo intensos en el robo en banda con los laterales, extremos y un punta sirviendo de protección al carril central. En contención son rápidos realizando persecuciones y marcajes individuales que incomodan la precisión del contrario a la hora de realizar tiros y centros.
Hay buena coordinación en la última línea defensiva, los centrales realizan rápidas coberturas a las salidas a intersección de los laterales.

Transición Defensiva

La mayoría de balones perdidos por parte de Corea del Sur llega en situaciones de uno contra uno, pases interceptados por imprecisión y en envíos al área. Las pérdidas en campo contrario originan espacios en los carriles laterales y entre la línea de centrocampistas y el media punta. La velocidad de sus jugadores les proporciona un rápido cambio de rol ataque-defensa y buena reacción en la persecución al hombre tras pérdida. Si la pérdida es en medio campo realizan presión avanzada sin ningún miedo. En caso de ser en el campo contrario, repliegan a punto de partida. Los puntas y extremos se suelen encontrar muy avanzados quedando alejados con poca influencia defensiva.

Realizan un repliegue intensivo, activo y rápido pero con dificultad de ser profundos defensivamente en bloque durante la transición. Si el rival es rápido en contraataque puede encontrar espacios en carriles laterales y a los costados de los medio centros. Estos últimos regresan recorriendo metros hacia atrás para fortalecer a los centrales y por ello no tapan líneas de pase si los delanteros previamente muy adelantados no realizan un sobreesfuerzo en tarea defensiva. La basculación es incompleta.

Hacen uso de la falta táctica con contundencia para detener al rival. Tras una recuperación pueden asegurar la posesión mandando el balón a zona 1 o jugar directo si hay ofrecimientos de extremos y delanteros.

Transición Ofensiva

Aprovechan los espacios a espaldas de los laterales del rival. No ejecutan transiciones sincronizadas por sus jugadores de bajo nivel en el pase. Debido a la alta velocidad que poseen dominan la amplitud y profundidad. Tras una recuperación inician contraataques de alta velocidad desde cualquier zona. Desde las cuales el bloque sale en velocidad recuperando el sistema, asimilan los contraataques como arma de creación y reestructuración inmediata.

Generalmente no temporizan, ejecutan pases al primer toque y conducciones rápidas siendo muy directos. Para descongestionar usan las bandas desde cualquier zona en busca de profundizar con velocidad y verticalidad. En zona 2 (centro del campo) puede pecar de imprecisión en el pase de seguridad y en zona 1 (campo propio) pueden optar por lanzar en largo al punta para que lo dispute o que el mediocentro realice apertura a banda.

En zona 1 el inicio de las jugadas siempre llega por parte de los mediocentros, Go Yohan y Ki. En zona 2, Son conduce contraataques con capacidad de recorrer metros. El mismo Son junto a Kwon Changhoon conducen en zona 3 las transiciones. Desde zona 1 pueden salir con frecuencia por ambos carriles exteriores, en zona 2 es más frecuente el izquierdo y en zona 3 el derecho. La zona 1 es débil en el juego de cara, que si lo ofrecen Hwang Heechan y Kwon Changhoon en zona 2 y en la 3 junto a Son.

Aspectos importantes del balón parado

Corea del Sur suele hacer reuniones alrededor del balón antes de ejecutar el lanzamiento y es por la importancia que dan a las jugadas de estrategia. Los lanzamientos de córner frecuentemente son cerrados y se debe de tener en cuenta el segundo palo. En las faltas lejanas y escoradas pueden ejecutar prolongaciones y hasta tres jugadores entran en penetración al área con fuerza para el remate. En las faltas en la frontal introducen hasta cuatro hombres en la barrera del contrario. Habitualmente cinco jugadores se sitúan en el área para conectar el remate. Destacan Ki, Kim Minjae, Koo Jacheol, Kim Youngwoo, Kwak, Jang y Kwonk Yungwoo.

No dominan el juego aéreo porque carecen de efectividad en el remate y también sufren un deficit de centímetros. Si tienen dominio de las segundas jugadas por su posicionamiento en la frontal, con atención al rechace de tres o cuatro jugadores. En zona 3 (campo rival) también preparan construcciones peligrosas para el rival a partir del saque de banda. El lateral izquierdo Kim Jinsu ofrece un potente saque de manos. Son lanzadores destacados Kim Jinsu, Lee Jaesung, Son y Kwong Changhoon.

En cuanto a las acciones defensivas, les falta anticipación para dominar, a pesar de que sus marcas son de alta intensidad al hombre pero no ganan regularmente los duelos. Kim Seunggyu, su portero habitual antes del mundial puede fallar en salida de blocaje aéreo. Las defensas no varían, son numerosas con todos sus jugadores en el área en córner y faltas a excepción de los que forman la barrera o del que acude a tapar un posible saque en corto. El área pequeña es poblada mínimo con cuatro jugadores llegando hasta seis.

El entrenador: Tae-Young

Tae-Young relevó a Stilike en el banquillo surcoreno. A pesar de que tiene experiencia dirigiendo a clubes, el mayor reconocimiento del estratega es que se hizo cargo de las selecciones menores de Corea del Sur tanto en los Juegos Olímpicos de Río 2016 como en el Mundial Sub 20 que su país organizó. Con Shin, Corea encauzó una clasificación mundialista complicada por novena vea consecutiva.

Plantilla de Corea del Sur

Fortalezas y debilidades de Corea del Sur

FORTALEZAS

Tienen un contraataque peligroso
Un juego directo muy marcado
Tratan bien el balón parado
No tienen miedo de jugar uno contra uno

DEBILIDADES

Velocidad sin control
Falta de centimetros
Un repliegue que falla a menudo
Sufren en las segundas jugadas

 

Así juega Suecia – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Suecia

No hay dudas con el sistema. El 1-4-4-2 es inamovible. Suecia obtiene el éxito de su juego gracias al orden, manteniendo las distancias cortas entre líneas, a excepción de portero-defensa que en ataque es la línea más amplia. Muestran amplitud jugando con sus extremos, pero les cuesta profundizar hacia zonas de finalización. Son muy poco dinámicos no ejerciendo cambios de posición entre jugadores ni incorporando jugadores a distintas líneas. La excepción es Forsberg, que en situaciones de ataque organizado realiza cambio de extremo a mediapunta para jugar con las líneas más cortas y aprovechar su calidad técnica para asistir a los puntas. Es sin duda el jugador más influyente.

Suecia inicia el juego por dentro, participando toda la línea defensiva y los mediocentros. Todos sus centrocampistas suelen ofrecerse a recibir, por ejemplo Ekdal, Forsberg, Durmaz, Johansson, Larsson o Claesson. No arriesgan el pase en la salida, jugando corto y hacia zonas libres de presión. Recurren al portero Olsen o a Granqvist para salir en largo buscando a los puntas Berg y Toivonen como referencias. Dominan la segunda jugada gracias a la presión que realizan o bien por su altura, contundencia y el mantenimiento de sus líneas juntas. Pueden desarrollar juego directo hacia sus dos delanteros, pero es común verles realizar juego combinativo con ataques organizados manteniendo la posesión.

Tratan de llegar hasta la frontal del área rival con el balón controlado para disponer de centro o tiro.Desde media distancia tiran con Johansson, Durmaz, Forsberg o Toivonen principalmente. Desde cualquier carril buscan a los dos delanteros, también desde larga distancia. Los envíos al área para que rematen sus dos puntas los realizan al punto de penal, también buscan el segundo palo para que entre a rematar un extremo en penetración al área. Berg y Toivonen son los principales rematadores. Con presión avanzada y contundencia capturan los rechaces.

El sistema no varía a la hora de defender. Son fuertes defensivamente, profundos, defendiendo todos sus jugadores en propio campo. También muestran capacidad de repliegue en bloque en las transiciones. Mantienen media distancia entre portero-defensas, línea muy corta entre defensas-centrocampistas y media entre centrocampistas-delanteros. El sistema defensivo es poco dinámico y sin cambios de posición, es fortalecido por las incorporaciones hacia líneas anteriores de sus atacantes, que dejan pocos espacios al rival. Los extremos se colocan muy cerca de los laterales, manteniendo muy junta la doble línea de cuatro.

Su doble línea de cuatro muy junta delante de la frontal les permite tapar con seguridad tiros y centros del rival. Además, existe una buena coordinación en la línea defensiva.. No solo son efectivos tapándolos, sino que si el rival consigue el centro se topara con los defensores bien colocados y preparados defendiendo en el área. La frontal es su debilidad en el área, cuando defienden muy retrasados con la doble línea de cuatro acusan la penetración y pase atrás del contrario. Esto también les hace vulnerables para capturar rechaces, no consiguiendo anular la segunda jugada al encontrarse muy junta y muy atrás la doble línea de cuatro. Permitiendo que los oponentes tengan posibilidad de tiro desde la frontal.

El 1-4-4-2 en propio campo le sirve favorablemente a Suecia en defensa organizada para defender incorporaciones de rivales desde segunda línea, es una de las razones por las que trabajan muy juntos y dan sensación de fortaleza. Son contundentes en la intersección y robo, haciendo buen uso de la agresividad, fuertes sin exceder de los límites deportivos. Los despejes siempre son orientados hacia sus dos delanteros.

Transición Defensiva

Suecia, como otros de los muchos equipos de la competición, suele perder la mayoría de sus balones por errores propios e interceptaciones de los rivales. Esto provoca que dejen espacios a las espaldas de la línea defensiva y entre líneas de defensas- centrocampistas y centrocampistas-delanteros. Se trata de un equipo rápidos en el cambio de rol ataque-defensa. Realizan repliegue intensivo, con un comportamiento activo y rápido de sus jugadores. No cierran los espacios y líneas de pase en campo contrario, pero sí lo logran perfectamente en su área. No dejan debilidades acentuadas en ningún carril porque repliegan con corrección de su doble línea de cuatro con basculaciones completas y temporizando los mediocentros junto a la línea defensiva. No necesitan hacer uso abusivo de la falta táctica. Tras recuperar manejan las alternativas de jugar largo hacia sus puntas u optar por un ataque organizado sin tomar riesgos de pérdida y reestructurarse.

Transición Ofensiva

La transición suele ser directa en busca de sus dos puntas, que son referencia y saben manejar los tiempos para que el rival cometa falta sobre ellos o se aproximen compañeros. Los dos delanteros son básicos para que Suecia avance a campo contrario, cualquier detalle como la disputa que realizan de rechaces o incluso ofrecerse en los saques de banda les ayuda para avanzar metros. Realmente a Suecia le cuesta elaborar contraataques, defienden muy juntos en propio campo en zonas 1 y 2 y les cuesta salir hacia los espacios en campo contrario. Eso sí, los extremos salen con amplitud y los puntas con profundidad, siendo como una oleada cuando recuperan la pelota.

Desde cualquier zona de recuperación activan el contraataque usando el carril central a velocidad media y algo más baja si recuperan en zona 3. Berg y Toivonen dan juego de cara al equipo en todo momento, siendo el faro de un conjunto que domina la temporización en los últimos metros de su contragolpe. En zona 1 Forsberg es el que temporiza hasta la llegada o posibilidad de remate en el área por parte de los delanteros y en zona 2 el equipo posee buena protección y conducción de balón.

El pase de seguridad llega desde la zona 1 y es enviado hacia un punta. En zona 2, además del delantero que les puede aguantar el balón, también pueden entregar a un extremo que tenderá a conducir. En zona 3, entregan el pase a los puntas que pueden realizar combinaciones entre ellos. Como conductor de contraataque destaca Forsberg desde cualquier punto del campo. Durmaz también dota al equipo de conducción en zona 2 y en zona 3 además de Berg y Toivonen.

Aspectos importantes del balón parado

Como buen país nórdico que son, Suecia domina el juego aéreo con la buena estatura y el poder físico de sus jugadores. En situación de córner pueden realizar saque en corto para acortar distancias y ser más peligrosos en el duelo cuerpo a cuerpo recibiendo un balón preciso. También dominan las incorporaciones desde atrás hacia el segundo palo aprovechando la estatura y la potencia de sus futbolistas. Las segundas jugadas quedan bien manejadas ya que habitualmente son cuatro los jugadores que penetran al remate y cinco quedan expectantes de un segundo balón. Esta situación la aprovechan para realizar dejadas en la frontal para que estos rematen, en saque de banda cercano al área, el rival debe de tener en cuenta esta jugada. Son lanzadores destacados Toivonen, Augustinsson por izquierda y Forsberg en tiro libre. Cuentan con varios jugadores poderosos en remate como Johansson, Lustig, Toivonen, Berg, Granqvist y Claesson.

En defensa no cambia mucho. Contundentes en juego aéreo, con buena altura general en sus jugadores, alta intensidad en las marcas tanto al hombre como en zona y con Olsen en la portería controlando bien los balones altos a su alrededor, hacen que Suecia encuentre seguridad defensiva a balón parado. Pero no dominan las segundas jugadas, les cuesta transitar con claridad y los balones que caen fuera del área los gana el rival ya que defiende con numerosidad dentro de ella.

El entrenador: Janne Andersson

Janne Anderson afronta su primer mundial como seleccionador. Llegó al puesto tras ganar la liga con el IFK, tras derrotar en la última jornada al Malmö FF en campo rival. Tiene como una de sus referencias al entrenador de balonmano Bengt Johansson, uno de los más laureados de la historia de ese deporte, quien es su vecino y con el que comparte muchos momentos.

Plantilla de Suecia

Fortalezas y Debilidades de Suecia

FORTALEZAS

Una de las defensas más potentes de la competición
Juego ordenado y memorizado
Casi insuperables por arriba
Forsberg, el nuevo guía

DEBILIDADES

Todavía echando de menos a ‘Ibra’
Pocas alternativas
Un sistema demasiado encerrado
Poca imaginación en ataque

 

Así juega Brasil – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Brasil

Brasil llega a este mundial con un vistoso 1-4-3-3- que gira alrededor de su figura Neymar Jr. El equipo carioca tiene una gran calidad y una espina clavada desde 2014., Por Río de Janeiro sigue doliendo el 7-1 que Alemania les infringió en las semifinales de su propio Mundial. Los brasileños plasman amplitud y búsqueda de profundidad con la intención de buscar el último pase o desbordar en cada momento. Los sudamericanos acortan las distancias entre líneas y dan mucha importancia a la dinámica de entendimiento del juego entre sus jugadores, con ejecuciones de movimientos a líneas anteriores y posteriores e intercambios de posiciones. En definitiva, tienen una suma facilidad para mover la bola entre líneas en cualquier dirección. Los mediocentros Paulinho, Fernandinho y Renato Augusto pueden alternar cualquier posición del centro del campo manteniendo siempre una alta proyección ofensiva hacia el área rival. Los laterales Alves, Marcelo y Alex Sandro recorren la banda hasta línea de fondo con brillantes conducciones, pases, centros, remates y una profundidad difícil de predecir pese a su conocimiento previo. La excelencia y la diversión aparece con Neymar Jr y Coutinho, canalizando el juego con los centrocampistas. Ambos jugadores son las flechas de una punta de lanza que se asocia con Gabriel Jesús en el centro. Leen el partido con inteligencia para saber acudir a zona de creación o para romper entre líneas por dentro tanto de manera individual como colectiva.

La salida de balón de la Canarinha puede ser por dentro o por fuera. Por dentro filtran balones a campo contrario desde la zona 1 (campo propio) a zona 3 (campo rival). Renato Augusto, Coutinho, Neymar Jr, Fernandinho, Casemiro, Paulinho o Gabriel Jesús son un amplio abanico de futbolistas que acuden a recibir. Todos se ofrecen con buenos movimientos, control, pase o acción individual. La salida en largo se produce en zona 1, normalmente por izquierda por ser Neymar Jr la máxima referencia. Marcelo, Alves, Marquinhos y Miranda son los pasadores buscando a la estrella del PSG, Gabriel Jesús ó Coutinho que están siempre arropados por Renato Augusto y Paulinho para dominar la segunda jugada. Las capacidades técnicas y físicas de sus futbolistas les permite cambiar el ritmo de las jugadas de juego combinativo a juego directo según les convenga. Controlan la duración de la posesión pudiendo mantenerla y hacerla larga o arriesgando el pase ocasionalmente para romper al espacio. Paulinho y Renato Augusto canalizan juego, pero Neymar Jr es realmente el jugador influyente en el camino que llevan las jugadas. La calidad técnica hace que el uno contra uno sea un recurso habitual en Coutinho o Neymar Jr, que les ayuda a proteger balón, esconderlo y provocar tarjetas con el regate.

Realizan regates, paredes y asociaciones en corto llegando con el balón muy controlado al área. Si es preciso recurren al remate de media distancia siempre bien perfilado tras conducción o devolución. Remates potentes y colocados de Marcelo, Coutinho, Neymar Jr o de Paulinho. Paulinho, una de las sorpresas agradables de LaLiga, se muestra arrollador llegando desde propio campo a segunda línea de ataque o incluso quedando mano a mano con el portero.

Brasil intenta sacrificarse en el repliegue pese a que sus movimiento son de muchos metros debido a lo ofensivo de su planteamiento. Obtienen profundidad defensiva ya que todos mantienen buena actitud para trabajar en bloque con distancias cortas en todas sus líneas. Brasil goza de un equilibro estructural que tiene en su plantilla jugadores defensivos capacitados para soltarse en ataque con la calidad técnica necesaria. Es un conjunto con centrocampistas que además de llegar al área contraria con peligro también saben defender en la última línea de la defensa con buenas coberturas y poderío físico. Los mediocentros realizan correctas coberturas a los laterales o al delantero centro retrasándose a las zonas de juego de los extremos dotando al equipo de buenos cierres en las transiciones del contrario. Los de Tite tienen las ideas claras y son constantes en sus sistemas de ataque y defensa. No alteran con variantes su estilo de juego. Es reconocible partido tras partido. En defensa son un equipo que trabaja tanto la presión en zona de inicio del rival como la espera en contención en zona de medio campo. Lo que produce que el rival tenga que estar preparado para seleccionar si salir directo o en corto. Un error ante los brasileños puede ser mortal. La primera línea de presión es el delantero centro, que puede recibir ayuda de Paulinho adelantándose desde la zona media. La segunda línea envía a un jugador a presionar de manera avanzada, añadiéndose la presión de un lateral. La línea defensiva se adelanta a zona 2 conteniendo y está muy protegida por el resto.

Brasil deja espacios a la espalda de la línea defensiva. También le puede provocar peligro el pase atrás desde línea de fondo si quedan con seis hombres defendiendo en el área ya que dos medio centros pueden llegar a ayudar en el área a los centrales y que Coutinho o Neymar no lleguen a tapar la frontal a pesar de que si participan habitualmente en los trabajos defensivos. Para encontrar espacios a los lados de los medio centros, los rivales deben de atraerlos hacia fuera de la línea defensiva para que en el 1-4-2-3-1 quede espacio entre un medio y un lateral.

Las basculaciones son completas, marcando desde muy cerca. Los defensas centrales son contundentes y recuperan, pero destaca la línea de centrocampistas ya que Fernandinho, Casemiro, Paulinho y Renato Augusto tienen poderío en persecuciones, cortes y juego aéreo. El carril izquierdo y el central son las zonas de mayor índice de recuperación. La presión suelen intentar orientarla hacia dentro donde son mas fuertes físicamente. Los tiros y centros quedan bien defendidos al realizar una doble línea de cuatro muy junta. El fuera de juego es un arma que pueden utilizar, existe buena compenetración en la última línea defensiva. Los centros desde larga distancia a los que obliga a sus rivales quedan bien defendidos por el marcaje de los medios y las intersecciones de los defensas centrales. El segundo palo y los costados en juego aéreo pueden ser la zona de debilidad en el área debido a que los laterales Alves y Marcelo no llegan a los 175 cm de altura.

Transición Defensiva

Tienen pocas perdidas de balón y la mayoría se producen en situaciones de uno contra uno en zona de finalización. Los espacios quedan en el carril en que el lateral se haya proyectado más en ataque en la jugada anterior, lo que provoca una cobertura de un mediocentro. Si pierden en tres cuartos de campo el mediocentro defensivo puede quedar desprotegido durante unos segundos hasta el regreso de los otros dos medios. Pero habitualmente dominan estos riesgos ya que son rápidos a la hora de volver. Asumen el peligro reaccionando con un repliegue intensivo que adelanta la defensa y cierra con dos o tres jugadores. Todos participan en el trabajo defensivo con rapidez y poder de destrucción en el robo cuerpo a cuerpo. Los centrales cortan líneas de pase con intersección, siendo Miranda el que mas se prodiga. El carril izquierdo es el que mas vigilancias precisa por ser Marcelo el lateral que mas subidas protagoniza. Logran con buenas coberturas mantener completas las basculaciones sin perder los cuatro hombres en la última línea defensiva. Renato Augusto, Casemiro y Fernandinho temporizan bien las transiciones. En cualquier zona del campo se muestran agresivos y no dudad a la hora de realizar la falta táctica frenando a tiempo al rival. Tras recuperar en transición pueden reorganizarse o contraatacar gracias a las cualidades técnicas de buen control y distribución de sus futbolistas.

Transición Ofensiva

Brasil ataca con rapidez y desborde los espacios libres. El equipo se muestra sincronizado con apoyos cercanos, ofrecimientos y coberturas trabajadas que les hacen dominar la amplitud y profundidad por carriles laterales y central. Desde cualquier zona del campo inician el contraataque, siempre con velocidad muy alta, con jugadores de gran zancada y jugando de cara a Paulinho y sus delanteros. Su segunda línea de ataque siempre llega con gran capacidad de finalización con los tiros de Renato Augusto y Paulinho. Saben temporizar a lo largo del campo, con atención a Gabriel Jesús si lo hace en zona 2. Recuperando en la zona 1, inician desde la banda con el lateral a Neymar Jr o Coutinho como conductores, principalmente el izquierdo con Neymar Jr. La transición cuenta con total incorporación al ataque de laterales, medios y delanteros. En la zona 2, auxilian a los mediocentros en los costados para el pase de seguridad, que también puede ser ejecutado en profundidad a espaldas de defensas adelantadas. Neymar Jr es un especialista conduciendo contras desde mitad del campo arrancando desde izquierda. También los medio centros son efectivos por el carril central en transición. Si recuperan en zona 3 sus buenos pasadores y habilidad les hace encontrar finalización. Neymar Jr y Paulinho son sus conductores en los últimos metros por el carril central. En resumen, es mejor no perder la bola ante los de Tite.

Aspectos importantes del balón parado

A balón parado estamos ante uno de los equipos más desequilibrantes de la competición. Fruto de ellos nacen muchas faltas a favor, una oportunidad que los sudamericanos saben explotar de lo lindo. Destacan los lanzamientos magistrales de Neymar Jr y Coutinho o el tiro potente de Alves. Dominan el juego aéreo, Fernandinho, Paulinho y Miranda destacan en el remate de cabeza. Por poderío físico, altura y colocación; acumulando muchos jugadores en la frontal, consiguen dominar las segundas jugadas. Normalmente 4 o 5 jugadores buscan el remate dentro del área en córner y faltas escoradas o laterales. En los saques de banda en zona de medio campo pueden ser peligrosos con la defensa adelantada del rival, pocos toques les permiten coger las espaldas y generar una ocasión de gol. La defensa no suele variar. Siempre defienden con mucha numerosidad. Todos sus jugadores acuden al área a defender córner y faltas laterales sin excepción.

El entrenador: Tite

Durante su carrera como entrenador ha conseguido importantes logros en los equipos en que ha dirigido, donde principalmente sobresale la Copa Sudamericana 2008 que ganó con Internacional de Porto Alegre, la Copa Libertadores 2012 y la Copa Mundial de Clubes de la FIFA con Corinthians. A partir de junio del 2016, fue nombrado director técnico de la selección brasileña como sucesor de Dunga. El de Caxias do Sul señala a la Brasil del 82 como la selección que más le marcó y que más ha influido en su carrera. Los que le conocen le ven como un entrenador visionario. El estilo ha cambiado y muchos medios señalan que Brasil juega ahora a la europea. Se dio cuenta de que Brasil tenía que modernizarse para mantenerse en la élite. Inspirado en Ancelotti y Klopp, construyó un sistema basado en el trabajo colectivo.

Plantilla de Brasil

Fortalezas y debilidades de Brasil

FORTALEZAS

Probablemente el equipo con más jugadores desequilibrantes de la competición.
Son relámpagos arriba
Profundidad, llegada y gol por doquier
Un equipo comprometido con la causa

DEBILIDADES

El pasado fracaso en 2014 les perseguirá durante el torneo
El equipo queda demasiado largo en el algunas situaciones de pérdida.
Laterales demasiado ofensivos en ocasiones
A veces, depende mucho de sus individualidades

 

Así juega Suiza – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Suiza

Suiza, al igual que en las grandes batallas bélicas de la historia, adopta un sistema neutral. Utilizan un 1-4-2-3-1 y no muestran amplitud en el ataque No acostumbran a ganar la línea de fondo ni las espaldas de las defensas a pesar de que si tratan de hacerlo. A excepción de la larga distancia entre portero-defensas en el resto de líneas las distancias son cortas. Son muy poco dinámicos debido a su baja velocidad en el juego. Solamente es en zona 3; donde hay mayor movilidad por detrás del punta con Mehmedi, Shaqiri, Dzemaili y Zuber. Mehmedi y Shaqiri, relizan movimientos desde la banda hacia la media punta, siendo Dzemaili el que les intercambia las posiciones.

Inician por dentro, participando todos sus defensores con cercanía entre ellos para recibir en corto sin arriesgar el pase. Acuden a recibir los mediocentros Xhaka, Freuler o incluso Shaqiri por carril central. El portero Sommer da apoyo y distribuye el pase entre los defensores cuando es necesario. Si deciden iniciar en largo, lo hacen desde zona 1 por la derecha con el defensa central Schär buscando como referencia a los atacantes por derecha Mehmedi y Zuber o al delantero centro Seferovic. Realizan un juego combinativo durante el gran transcurso del partido, manteniendo el pase sin riesgo hasta las cercanías del área rival. Xhaka es su canalizador de juego principal y el que realiza junto a Schär los cambios de orientación. El uno contra uno aparece cuando Shaqiri decide realizar acción individual. Rodríguez, por banda izquierda, es el lateral con mayor vocación ofensiva, que logra crear superioridad numérica y tiene capacidad de centro, asociación y tiro. En la derecha el capitán Lichtsteiner trata de hacerlo a base de recursos de veteranía. Atrás cierran con tres jugadores. El tiro de media distancia llega desde las botas de Shaqiri y Xhaka y desde más lejanía con el defensa central Schär.

En defensa el equipo muta a un 1-4-4-2. No juntan las líneas y dejan espacios a pesar de realizar un repliegue en conjunto. Las distancias son medias entre las líneas a excepción de los centrocampistas con el punta. No son dinámicos defensivamente, mantienen su posición. El cuadro de Petkovic espera atrás con la primera línea de presión en mediocampo permitiendo al rival jugar en corto. Seferovic y Dzemaili componen la primera línea de presión. Las líneas suelen quedar separadas. Dejan espacios entre sus distintas líneas. A los costados de los mediocentros tienen un grave problema, ya que estos tienen pocas ayudas desde las bandas por parte de Shaqiri y Mehmedi. También el delantero centro Seferovic es otro jugador con poca intensidad en el trabajo defensivo. Las basculaciones son incompletas y es la línea defensiva la más recuperadora. El carril central goza de mayor recuperación. No existe una presión coordinada en ninguna zona del campo. No tapan bien los centros, les falta robo y cierre de espacios en bandas. Reducen los tiros por el carril central con los mediocentros y los defensas centrales atentos para ir al corte y gozando de mayor orden posicional.

Transición Defensiva

Pierden la posesión en pases interceptados, en muchos casos por propia imprecisión en el pase a partir de mediocampo en adelante. Dejan espacios en los carriles laterales y entre líneas, ya que sus hombres mas ofensivos no son rápidos en el cambio de chip ataque-defensa y no hay eficacia de robo inmediato. Reaccionan con repliegue intensivo, pero no lo hace todo el bloque, jugadores como Seferovic o Shaqiri no participan correctamente en el trabajo defensivo. Los defensas y mediocentros realizan repliegue intensivo, a los cuales no les ayuda el comportamiento pasivo y lento de los jugadores más ofensivos, que dejan espacios en bandas y no tapan líneas de pase en campo contrario. Los carriles exteriores son los más débiles. Las basculaciones son incompletas y el central Schär es el que temporiza la transición. No realizan la falta táctica en el momento adecuado para frenar las transiciones ni consolidan la posesión tras recuperación.

Transición Ofensiva

Suiza es una selección pobre en la recuperación de balón. No elaboran juego en condiciones cuando recuperan la posesión y no logran atacar con velocidad los espacios. Existe falta de sincronización ya que cometen pérdidas de pase y no finalizan las jugadas correctamente. No dominan ni la amplitud ni la profundidad en el contraataque.

Recuperando en zona 1 (campo propio) realizan ataque organizado, sin pase efectivo de descongestión y malos despejes. Xhaka es el jugador que puede iniciar el juego con más fluidez jugando de cara y conduciendo en propio campo por carril central. La velocidad de inicio del juego en zona 1 tras recuperar es baja y no realizan oleadas, siendo lentos en la temporización. En zona 2 (centro del campo) si pretenden originar contraataques pero no tienen pase de seguridad efectivo. Encuentran como solución las conducciones de Shaqiri, Xhaka y Dzemaili por carril central llegando en grupo pero con lentitud y sin temporización. Dzemaili juega de cara tanto en zonas 2 y 3 con capacidad de último pase efectivo desde la media punta. La zona 3 (campo rival) es donde más desértica queda la recuperación, Dzemaili es el jugador que actúa en esta zona con mejores conducciones por carril central y es acompañado, pero la velocidad al igual que en otras líneas es baja y lenta de temporización

Aspectos importantes del balón parado

Rodríguez, zurdo de naturaleza, es su lanzador más destacado en córners, faltas y penales. Shaqiri es otra alternativa de las alternativas. Ofensivamente no crean peligro en juego aéreo, no encuentran el remate con claridad pero tienen jugadores potentes y contundentes que les pueden hacer crecer en este aspecto. Acuden a los remates Seferovic, Schär, Akanji, Djourou y Zakaria. No dominan la segunda jugada, pero el rival debe de vigilar a Xhaka y Shaqiri en la frontal del área.

En defensa si poseen dominio del juego aéreo, defienden con numerosidad dentro del área y los jugadores de la línea defensiva gozan de altura y salto. El portero Sommer es valiente en la salida aérea, pero atención que en ocasiones arriesga en exceso. La intensidad en las marcas es media y no dominan las segundas jugadas.

El entrenador: Vladimir Petković

A vuelto a cumplir como en la Euro de 2016. El técnico bosnio de origen suizo ha conseguido que Suiza sea un equipo incomodo capaz de dar la sorpresa en cualquier partido. Su mayor logro llegó con la Copa de Italia que ganó ante la Roma dirigiendo a la Lazio. Destaca como bella anécdota sus años trabajando en ‘Caritas’ con los más desfavorecidos.

Plantilla de Suiza

Fortalezas y debilidades de Suiza

FORTALEZAS

Rodríguez genera superioridad con sus subidas
Los tiros de media distancia traen peligro
El balón parado

DEBILIDADES

Sommer arriesga en exceso en algunas ocasiones
No dominan los contraataques
Un repliegue partido y poco trabajado
Poca contundencia defensiva

 

Así juega México – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de México

Osorio utiliza un sistema 1-5-2-3 muy estudiado y exprimido. Las salidas de balón las alterna con acciones de combinación o desplazamiento en largo a los extremos o puntas. El equipo cuenta para salir jugando con el portero, tres centrales, un mediocentro defensivo. Todos aprovechan el rol de los laterales avanzados dando amplitud y los extremos creando apoyo interior junto un mediocentro avanzado a tres cuartos y un punta entre los centrales rivales. El equipo siempre agradece el inicio de la jugada buscando los costados en campo contrario, así que tendrá amplitud para jugar con cambios de orientación proporcionados por Guardado o los centrales.

Los centrales avanzan líneas con balón controlado hasta el centro del campo si no encuentran oposición creando superioridad entre líneas, ya que los MC aprovechan para filtrarse a zona 3 (campo rival). Diego Reyes puede cumplir con tareas diferentes como central o MCD, favoreciendo a que los centrales jueguen mas abiertos en la salida. Reyes, con sus coberturas, favorece el juego del lateral-extremo Miguel Layún que es un jugador muy reconvertible. Si el rival no les presiona harán largas sus posesiones, aseguran mucha protección de balón con el juego de cara entre los defensores y los MC llegando con comodidad incluso hasta tres cuartos. Lo que provocará que pueda acumular tres o cuatro jugadores dentro del área rival para finalizar.

H. Herrera actúa como mediapunta, es el canalizador de juego en campo contrario, báscula, recupera y juega entre líneas quedando escoltado por Guardado que temporiza y organiza. Jonathan Dos Santos les aumenta la calidad de pase en la distribución y basculaciones, tiene mucho feeling con H. Herrera y eso se nota en el terreno de juego.

Los laterales saber buscar los espacios. Son veloces y muy ofensivos, participan como extremos y también poseen calidad para centrar y combinar. Les guardan las espaldas tres centrales en el fondo. Permiten que jugadores de calidad en último pase y remate como Vela ó H.Lozano puedan realizar juego interior. Esto da sentido a las formaciones con sistema muy flexible del 1-5-2-3 ó 1-5-3-2. Debemos tener en cuenta que a Osorio parece agradarle cambiar posiciones y planteamientos sobre la marcha.

Chicharito o Raúl Jiménez marcan el estilo en los planes ofensivos de Osorio. Tienen movilidad en la frontal y facilitan incorporaciones profundas de los extremos. El movimiento del DC retrasándose como enganche es el que genera un espacio para que lo aproveche el extremo. Llegan a línea de fondo con mucha amplitud, los centros certeros son parte de su finalización con éxito, consiguen producirlos escorados muy cerca de la frontal.

En defensa se dibuja un 1-4-2-1-3. El equipo tricolor realiza presión alta a la salida del rival con los extremos y el punta. Les acompaña en zona 3 (campo rival) un mediocentro y la línea de 4 del fondo compacta líneas avanzando hasta el centro del campo. Sin embargo en transición y en contención los delanteros participan poco en labor defensiva. Estando replegados, la línea de cinco defensores les da seguridad protegiendo zona 2. Los 2 mediocentros protegen a los centrales. La línea de cinco no se mete excesivamente atrás. Además ante ello, si el rival prueba el remate de media distancia se encontrará con buenas respuestas de Ochoa, portero de agilidad y reacción. Les pueden crear compromisos los centros escorados enviados entre centrales. Habitualmente arriesgan con no hacer trabajar defensivamente a tres atacantes, que se posicionan en centro del campo para ser efectivos en transición con salida en largo y opción de encarar en velocidad a los defensas. Esto les hace vulnerables a los dos MC si necesitan frenar una oleada del rival.

Arriesgan en el pase raso con el inicio entre los tres centrales y apoyos de los MC. Si hay perdida y el rival tras recuperar sabe proyectar a sus delanteros en profundidad o tienen buen 1vs1 será una situación difícil de solventar para los mexicanos. Deben de mejorar en el robo tras perdida, les cuesta contener las transiciones del rival y la circulación de balón de jugadores de máximo nivel. Encajan goles cuando erran el pase de seguridad entre centrales y centrocampistas. Sus centrales son poderosos en peso y altura pero con complicaciones ante el duelo. Asumen riesgos jugando con la defensa adelantada a medio campo, quedando muchos metros a sus espaldas en las transiciones defensivas.

Transición Defensiva

Atención si el portero mexicano bloca un lanzamiento del rival. Este enviará de inmediato al punta o a las bandas, donde son rapidísimos y punzantes con incorporaciones de los laterales para salir desdoblando en oleadas. Sus pases de seguridad en transición son fuertes y tensos. En las transiciones obligará al rival a ser contundente y acertado en el corte, sabiendo cometer la falta si es necesario midiendo el color de la tarjeta. Para frenarles se precisa una recuperación tras perdida de máximo nivel. Su mejor finalización para realizar goles es al contraataque o corriendo al espacio por los extremos para acabar centrando. Aunque no por ello esta exenta de generar ocasiones como poseedor. Genera profundidad en transición, mientras que en ataque organizado ante correctas contenciones depende de la calidad en la resolución de la frontal. En caso de aumentar su éxito de finalización en ataque organizado estaríamos hablando de un enorme salto de calidad en México.

Transición Ofensiva

El combinado tri es un equipo que debe mejorar en el robo tras perdida, les cuesta contener las transiciones del rival y la circulación de balón de jugadores de máximo nivel. Encajan goles cuando fallan en el pase de seguridad entre centrales y centrocampistas. Sus centrales son poderosos en peso y altura pero con complicaciones ante el duelo. Asumen riesgos jugando con la defensa adelantada a medio campo, quedando muchos metros a sus espaldas en las transiciones defensivas.

Aspectos importantes del balón parado

México es un equipo habituado a conceder faltas en la frontal del área siempre que sus mediocentros se ven superados o no puede perseguir la velocidad de la jugada. Confían en la marca al hombre, son combativos. Suelen defender con siete hombres en el área y dejar tres jugadores avanzados para orientarles el despeje o recuperación favoreciendo la contra, algo que controlan. Posiblemente de cara al mundial, Osorio quiera mejorar las acciones a balón parado a favor. Tienen calidad para aumentar su productividad ya que cuentan con buenos centradores, delanteros rematadores y centrales con poderío en juego aéreo. En tiro libre hay golpeos fuertes y colocados de H. Herrera o Carlos Vela.

El entrenador: Juan Carlos Osorio

Decidido, tanto que ha dicho a la Federación que si no alcanza los cuartos de final del Mundial, se marchará. Es un hombre estudioso del futbol, a la antigua, que nunca se desprende de su libreta de anotaciones, misma que jamás revela y a quien poco le importan las jerarquías. Se ha declarado muchas veces ‘bielsista’.

Plantilla de México

Fortalezas y debilidades de México

FORTALEZAS

Mucho peligro al contraataque
Tienen paciencia a la hora de elaborar
Hay un gran entendimiento sobre el césped
Vela y Chicharito, peligro constante

DEBILIDADES

Su sistema a veces parte al equipo
Ante las perdidas de balón sufren mucho
Falta de gol en determinados partidos
Un juego a balón parado muy memorable

Así juega Alemania – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Alemania

Alemanina posee una gran amplitud en todas las zonas del campo. Juegan en corto y se encuentran con facilidad dentro de un sistema 1-1-3-2-4 / 1-4-2-3-1. Son muy dinámicos con cambios de posición constantes en zona 3 (campo rival) entre puntas y volantes, volantes y laterales. Werner o Stindl son el ejemplo del trabajo de los puntas, retrasándose desde la línea más ofensiva a zona 3 para dar apoyo y posteriormente realizar desmarque en profundidad al área entre los defensas.

Los laterales se incorporan como extremos e incluso continúan en zona de finalización incorporándose por dentro como media puntas. Los centrales juegan abiertos y ocupan las zonas de los laterales. Özil es un jugador muy influyente en el juego ofensivo, cambia de posiciones y crea movimientos para canalizar el juego en zona 3.

En defensa se utiliza un sistema 1-5-1-2-2 / 1-4-2-3-1. Pasan dificultades para defender con profundidad defensiva, solo la línea defensiva y los mediocentros garantizan el repliegue y la solidez. Mantienen cortas distancias entre portero-defensas centrocampistas, son largas entre centrocampistas-delanteros. Todos sus jugadores defensivos y centrocampistas tienen dinámica ofensiva y movilidad constante para incorporarse a líneas siguientes al igual que a anteriores. Con línea de cinco defensas, los centrales pueden llegar a incorporarse hasta zona 3 como laterales. Laterales como Brandt pueden avanzar en incorporación hasta la media punta en ataque organizado.

Los de Löw inician por dentro con la línea defensiva adelantada a medio campo como también pueden hacerlo desde zona 1 (campo propio) pegados a línea de fondo.

Habitualmente inician con los centrales abiertos en posición del lateral. Los laterales como extremos y un mediocentro canalizando el juego con un central (Hummels-Kroos). Kroos siempre se ofrece para recibir en propio campo, para la continuación del juego hacia campo contrario es Özil el que se ofrece a Kroos.

El pase es dominado, al pie, pero arriesgan jugando posesiones muy cercanas a su portería. Alemania cuenta con un excelente juego de pies de sus porteros, que son uno más en la salida ante presión. A pesar de aguantar la presión con posesión en corto, en ocasiones ante presión pueden desplazar en largo desde zona 1 con el portero o Hummels teniendo de referencias a Müller, Werner en velocidad o Wagner en aéreo. La segunda jugada queda en disputa con el rival sin ser dominada.

Transición Defensiva

El cuadro germano pierde la mayoría de sus balones cuando trata de realizar desplazamientos en largo. Dejan espacios a la espalda de la línea defensiva que se suele encontrar adelantada y también en los carriles laterales porque cierran tres jugadores por dentro dejando espacios en los laterales. Son rápidos en el cambio de rol ataque-defensa. Sus defensores participan en el ataque, el buen cambio de rol les permite comenzar a defender lejos de la portería con presión avanzada inmediata tras pérdida de posesión. Tienen una buena reacción al ser capaces de hacer la presión avanzada o de replegar de manera intensiva. Todos trabajan en presión avanzada pero no es así en el repliegue tras pérdida.

Las pérdidas se producen en campo contrario, quedando espacios en mediocampo a los costados del mediocentro por delante del cierre de los tres defensas centrales. No tapan las líneas de pase en zona 3 porque quedan cuatro o más jugadores por delante del balón en zona de finalización. Los carriles más débiles son los exteriores a los costados del mediocentro.

La basculaciónm casi siempre correcta, la realiza la primera línea defensiva abarcando bien la amplitud, pero en el resto de líneas la basculación es incompleta. Kroos y Hummels por el carril central contienen al rival temporizando bien la transición. No hacen uso de la falta táctica, tratan de robar sin falta, o no llegan a realizarla si le juegan por los espacios que deja. Tras recuperar, pueden consolidar la posesión

Transición Ofensiva

Alemania es una selección dominadora gracias a sus posesiones largas, que realizan poco uso de las transiciones defensa-ataque. Evitan que los partidos sean de ritmo alto.

Por carril central aprovechan los espacios para ejecutar asistencias con filtración al área. Los jugadores están sincronizados para dar apoyo cercano, abrir el campo y desmarcarse en profundidad y realizar conducciones. Dominan la amplitud al jugar siempre abiertos, con jugadores permanentemente en las bandas y creando amplitud desde el inicio de la jugada. En recuperaciones en zona 1(campo propio) pueden contraatacar o realizar ataques organizados. El pase de descongestión es efectivo en caso de encontrar un conductor tras pase enviado a mediocampo. No es efectivo si el pase es en larga distancia, si es interceptado provoca problemas defensivos. Müller y Özil son los conductores del contraataque en zona 1 por carril central, llegando en oleadas a velocidad media, dominando la temporización y el juego de cara con Hummels y Kroos.

Las recuperaciones en zona 2 también dan opción de contraataque o de ataque organizado. El pase de descongestión es efectivo desde el carril central a los volantes filtrando pase entre líneas. Özil conduce los contraataques desde zona 2 con preferencia por el carril central, llegando en oleadas hasta el área pequeña y la frontal con doble línea de ataque a velocidad media. Dominan la temporización para una correcta distribución del pase sin pérdida. Hummels y Kroos desde propio campo puede ayudar en juego de cara para una salida clara.

La recuperación en zona 3 (campo rival) sirve para contraatacar con pase de descongestión escorado hacia la frontal del área y Özil dominador del último pase por carril central. Llegan en oleadas con tres jugadores al frente del contragolpe y con la segunda línea ofensiva volcada en la frontal. La velocidad es media, dominando Özil la temporización con conducción y pase. En zona de finalización dan juego de cara Müller, Kroos, Stindl, Wagner y Özil.

Aspectos importantes del balón parado

Alemania tiene a dos destacados lanzadores, Kroos y Özil. Dominan el juego aéreo es con muchas opciones en jugadas de estrategia incluso desde faltas lejanas y una alta eficacia de Hummels a la hora de cabecear siempre con buen salto y potencia. Además de Hummels, destacan como rematadores Ginter, Rudiger, Wagner, Boateng y Halstenberg. Dominan también las segundas jugadas capturando rechaces en zona 3. Solo acuden a rematar los especialistas en ello, normalmente cuatro o hasta cinco jugadores. Se colocan con amplitud y numerosidad para frenar contraataques y capturar rechaces.

En defensa dominan el juego aéreo, Hummels es un ganador nato de balones aéreos. Tan solo hay una excepción aérea que se produce con el portero Ter Stegen, que en ocasiones deja suspense en algunos balones. No dominan las segundas jugadas al no recuperar fuera del área ya que defienden con todos sus efectivos dentro de ella. La intensidad de las marcas es media, se ocupan de vigilar la zona, no teniendo demasiada intensidad al marcaje al hombre. Les pueden rematar si le ganan la zona o entran en potencia desde atrás. No varia la defensa, normalmente la sitúa en línea o con doble línea, una muy amplia en la frontal del área pequeña y otra más reducida en el punto de penal.

El entrenador: Joachim Löw

A cargo de Alemania se encuentra Joachim Löw. Un ex futbolista y entrenador alemán. Condujo exitosamente a la victoria final en la Copa Mundial de Fútbol de 2014 y Copa FIFA Confederaciones 2017. Además consiguió el podio en la Copa Mundial de Fútbol de 2006 como local y Copa Mundial de Fútbol de 2010, en la Eurocopa 2008 y Eurocopa 2012. Fue el asistente del ex entrenador de Alemania Jürgen Klinsmann. En su etapa como jugador profesional fue delantero. Es considerado uno de los mejores entrenadores del mundo e incluso ha sonado para el Real Madrid este mismo mes de junio.

Plantilla de Alemania

Fortalezas y debilidades de Alemania

FORTALEZAS

Don equipo que se conoce a la perfección
Un juego consolidado
Llegada con mucho peligro al área
Centímetros y rapidez

DEBILIDADES

No arriesgan en el pase y eso les entorpece a veces
Caras nuevas en la plantilla
Una época que llega a su fin
Un juego conocido de sobra por los rivales

 

Así juega Costa Rica – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Costa Rica

Los ‘diablos rojos’ presentan un sistema inicial habitual de 1-5-1-3-1, con mucha obediencia al dibujo. No lo suelen cambiar durante el partido pase lo que pase. Es un sistema en el cual se producen largas distancias entre líneas que obligan a la defensa a salir para cortar el balón con mucho riesgo. Los mediocentros no se escalonan en pocos metros defensivamente. Sin cambios de posición entre jugadores, son amplios y profundos en las bandas con los extremos y laterales. Buscan las espaldas de los centrales con el delantero centro. Los laterales son la demarcación que mas se proyecta en ataque actuando como extremos. Los centrocampistas centrales ocasionalmente suelen mostrar llegada a la frontal del área contraria. Como detalle, el rival debe de estar atento en su saque inicial del partido por su juego directo nada mas iniciar.

El equipo centroamericano inicia siempre por dentro en corto. En la jugada suelen participar el portero, lateral derecho, centrales y mediocentros que son los que acuden a recibir junto a los laterales. Arriesgan mucho en la salida con pocos apoyos en corto por parte de la sala de maquinas del equipo, por lo que los rivales pueden leer el pase por las largas distancias. En largo envían desde zona 1 (campo propio) tanto por izquierda como por derecha con Waston o Gamboa. siendo referentes para recibir Campbell, Ureña, Venegas y Bolaños. No dominan las segundas jugadas. Unos buenos marcajes a Campbell y Ureña les pueden dejar muy desconectados a la hora de tener la posesión.

Suelen jugar directo, arriesgando los pases, con cambios de orientación utilizando el carril izquierdo como preferencia. Borges, Guzmán y Bryan Ruiz los que más dominan la distribución. Falta temporización y hay ausencia de posesiones largas. La precipitación en el pase en las construcciones de las jugadas hacen que sus intentos de llegar con balón controlado al área sean poco efectivas, recurriendo a tiros de media o larga distancia de Bryan Ruiz, Borges, Bolaños, Campbell y Ureña. Los centros desde la derecha con Gamboa y en la izquierda con Bolaños y Oviedo son recurso habitual de finalización buscando el punto de penal. Ureña es el delantero centro referente, realiza desmarques profundos entre centrales. Mientras que además de Ureña en las zonas de remate veremos a los extremos, a Borges y Oviedo. No suelen capturar rechaces y es una de las razones por las cuales sufren contraataques.

En defensa suelen utilizar un sistema de 1-5-4-1 sin trabajar en bloque. Es vulnerable en el regreso de la transición defensiva por lo que dejan largas distancias entre líneas. La soltura ofensiva de los laterales y la libertad de juego de Bryan Ruiz es lo que altera la estructura defensiva, vigilando que no se rompa con las necesidades de incorporar a Acosta de central a medio centro defensivo y de Borges de medio defensivo hasta la media punta. La primera línea de presión la sitúan en la zona de inicio del rival con su delantero centro obligándoles a jugar directo. Mientras tanto la segunda línea busca la presión avanzada para robar. Achican los espacios comprimiendo al contrario con la línea defensiva en el medio campo. Los mediocentros a menudo precisan ayuda de los laterales y esto también crea espacios y problemas de basculación. Habitualmente sus jugadores defensivos en ataque Ureña, Bolaños y Bryan Ruiz no participan en trabajo defensivo. Por lo tanto, suelen recuperar muy atrás con la última línea de defensas o por bandas debido a la salida de presión de sus laterales para proteger por dentro.

Los de Ramírez se meten muy atrás y con dos mediocentros no es suficiente para bascular y llegar a tapar tiros y centros de media y larga distancia. Los centros de larga distancia consiguen defenderlos adecuadamente y el carril izquierdo suele oponer resistencia. Los laterales se muestran contundentes. Los lanzamientos al punto de penal y los balones profundos a las espaldas de la defensa con la devolución hacia atrás les crean peligro, por tanto no llegan a defender las incorporaciones desde segunda línea ni las segundas jugadas

Transición Defensiva

La mayoría de perdidas de Costa Rica llegan cuando intentan hacer algo distinto. Se producen por poseer laterales atrevidos en el duelo uno contra uno y la confianza de algunos de sus jugadores de más calidad como Bolaños, Bryan Ruiz y Campbell. Arriesgan el pase y sufren intercepciones en el centro del campo, zona 3 y en sus envíos largos al área. Dejan espacios a espaldas de la ultima línea defensiva con los centrales demasiado avanzados y en las bandas por las proyecciones ofensivas de los laterales. También, en un poco vigilado carril central por sus mediocentros. Se les suma el hándicap de que son lentos transitando, sus atacantes no regresan y tampoco ayuda el mediocentro que se suma a zona de remate. Tras perder el balón realizan repliegue intensivo por parte de los cinco defensores y un mediocentro, siendo pasivo y lento por los atacantes por lo que el equipo suele partirse. Esto produce muchos espacios complicados de bascular con el carril central desprotegido y sin dominar la velocidad del rival cometiendo faltas constantes en el partido para detenerlos. La recuperación es pobre por lo general.

 

Transición Ofensiva

Costa Rica es un combinado que aprovecha los espacios libres al tener laterales, extremos y delanteros con capacidad individual de circulación y duelo. Se trata de un equipo peligroso ante últimas líneas de las defensas adelantadas. Escasea la recuperación en su fútbol, cuando consiguen robar pasan al contraataque desde cualquier zona del campo donde recuperen. En zona 3 (campo rival) es donde se muestran mas efectivos, rápidos, ya que el mejor pase lo encuentran en su segunda línea de atacantes por el carril central y es parcela de juego de su referente en esa característica del juego, Bryan Ruiz. En las recuperaciones desde el propio área costarricense hasta tres cuartos el éxito pasa por su capacidad individual. Los oponentes deberán vigilar las conducciones de Oviedo, Gamboa, Venegas, Bolaños y Campbell por las bandas y a Ureña en el mediocampo por dentro si baja a recibir. Su velocidad es media, ya que a pesar del buen ritmo en carrera de sus jugadores saliendo desde atrás, no alcanzan en sincronización un ritmo superior. Son muy directos, no temporizan salvo que encuentren a Campbell o el juego de cara de Ureña.

Aspectos importantes del balón parado

Bryan Ruiz, Venegas y Bolaños destacan como lanzadores principales así como Waston, Francisco Calvo y Borges como rematadores. Costa Rica es un equipo que posee estatura para poder dominar con mas efectividad el juego aéreo de lo que realmente lo hacen. Normalmente sitúan cinco rematadores en los envíos al área a primer o segundo palo y punto de penal. Quedando un hombre al rechace y tres de vigilancia. El primer palo suele ser la zona mas asidua para buscar el remate tanto en saques de esquina como en faltas laterales. El equipo de Óscar Ramírez tiene una intensidad alta en la marca al hombre cuando hablamos de jugadas a balón parado. Combativos en el juego aéreo para rechazar pero sin dominio de las segundas jugadas. No ofrecen demasiadas variantes a la hora de defender. Suelen situar siete hombres protegiendo el área y dos para vigilancias en la frontal con un punta esperando rechace en largo.

El entrenador: Óscar Ramírez

Óscar Ramírez llegó a ser el DT de Costa Rica casi por casualidad tras la trifulca de Wanchope en agosto de 2015. Se trata de un hombre de viejas costumbres. Es franco, tozudo, conservador y honesto. A sus 50 años sigue sintiéndose mal delante de los focos. Un apasionado de la estrategia, un estudioso de los sistemas y consciente de que lo mejor para Costa Rica es preparar bien el sistema defensivo desde el primer día que llegó a su cargo.

Plantilla de Costa Rica

Fortalezas y debilidades de Costa Rica

FORTALEZAS

Compromiso defensivo de todo el equipo
Salah es un jugador top en la competición
Tienen un sello reconocible en su juego
Un equipo con capacidad individual
Cuidan el balón parado

DEBILIDADES

No repliegan al completo
Falto de ideas en ataque en muchas ocasiones
Dejan muchos espacios atrás
Muchos fallos en los pases