Así juega Suecia – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Suecia

No hay dudas con el sistema. El 1-4-4-2 es inamovible. Suecia obtiene el éxito de su juego gracias al orden, manteniendo las distancias cortas entre líneas, a excepción de portero-defensa que en ataque es la línea más amplia. Muestran amplitud jugando con sus extremos, pero les cuesta profundizar hacia zonas de finalización. Son muy poco dinámicos no ejerciendo cambios de posición entre jugadores ni incorporando jugadores a distintas líneas. La excepción es Forsberg, que en situaciones de ataque organizado realiza cambio de extremo a mediapunta para jugar con las líneas más cortas y aprovechar su calidad técnica para asistir a los puntas. Es sin duda el jugador más influyente.

Suecia inicia el juego por dentro, participando toda la línea defensiva y los mediocentros. Todos sus centrocampistas suelen ofrecerse a recibir, por ejemplo Ekdal, Forsberg, Durmaz, Johansson, Larsson o Claesson. No arriesgan el pase en la salida, jugando corto y hacia zonas libres de presión. Recurren al portero Olsen o a Granqvist para salir en largo buscando a los puntas Berg y Toivonen como referencias. Dominan la segunda jugada gracias a la presión que realizan o bien por su altura, contundencia y el mantenimiento de sus líneas juntas. Pueden desarrollar juego directo hacia sus dos delanteros, pero es común verles realizar juego combinativo con ataques organizados manteniendo la posesión.

Tratan de llegar hasta la frontal del área rival con el balón controlado para disponer de centro o tiro.Desde media distancia tiran con Johansson, Durmaz, Forsberg o Toivonen principalmente. Desde cualquier carril buscan a los dos delanteros, también desde larga distancia. Los envíos al área para que rematen sus dos puntas los realizan al punto de penal, también buscan el segundo palo para que entre a rematar un extremo en penetración al área. Berg y Toivonen son los principales rematadores. Con presión avanzada y contundencia capturan los rechaces.

El sistema no varía a la hora de defender. Son fuertes defensivamente, profundos, defendiendo todos sus jugadores en propio campo. También muestran capacidad de repliegue en bloque en las transiciones. Mantienen media distancia entre portero-defensas, línea muy corta entre defensas-centrocampistas y media entre centrocampistas-delanteros. El sistema defensivo es poco dinámico y sin cambios de posición, es fortalecido por las incorporaciones hacia líneas anteriores de sus atacantes, que dejan pocos espacios al rival. Los extremos se colocan muy cerca de los laterales, manteniendo muy junta la doble línea de cuatro.

Su doble línea de cuatro muy junta delante de la frontal les permite tapar con seguridad tiros y centros del rival. Además, existe una buena coordinación en la línea defensiva.. No solo son efectivos tapándolos, sino que si el rival consigue el centro se topara con los defensores bien colocados y preparados defendiendo en el área. La frontal es su debilidad en el área, cuando defienden muy retrasados con la doble línea de cuatro acusan la penetración y pase atrás del contrario. Esto también les hace vulnerables para capturar rechaces, no consiguiendo anular la segunda jugada al encontrarse muy junta y muy atrás la doble línea de cuatro. Permitiendo que los oponentes tengan posibilidad de tiro desde la frontal.

El 1-4-4-2 en propio campo le sirve favorablemente a Suecia en defensa organizada para defender incorporaciones de rivales desde segunda línea, es una de las razones por las que trabajan muy juntos y dan sensación de fortaleza. Son contundentes en la intersección y robo, haciendo buen uso de la agresividad, fuertes sin exceder de los límites deportivos. Los despejes siempre son orientados hacia sus dos delanteros.

Transición Defensiva

Suecia, como otros de los muchos equipos de la competición, suele perder la mayoría de sus balones por errores propios e interceptaciones de los rivales. Esto provoca que dejen espacios a las espaldas de la línea defensiva y entre líneas de defensas- centrocampistas y centrocampistas-delanteros. Se trata de un equipo rápidos en el cambio de rol ataque-defensa. Realizan repliegue intensivo, con un comportamiento activo y rápido de sus jugadores. No cierran los espacios y líneas de pase en campo contrario, pero sí lo logran perfectamente en su área. No dejan debilidades acentuadas en ningún carril porque repliegan con corrección de su doble línea de cuatro con basculaciones completas y temporizando los mediocentros junto a la línea defensiva. No necesitan hacer uso abusivo de la falta táctica. Tras recuperar manejan las alternativas de jugar largo hacia sus puntas u optar por un ataque organizado sin tomar riesgos de pérdida y reestructurarse.

Transición Ofensiva

La transición suele ser directa en busca de sus dos puntas, que son referencia y saben manejar los tiempos para que el rival cometa falta sobre ellos o se aproximen compañeros. Los dos delanteros son básicos para que Suecia avance a campo contrario, cualquier detalle como la disputa que realizan de rechaces o incluso ofrecerse en los saques de banda les ayuda para avanzar metros. Realmente a Suecia le cuesta elaborar contraataques, defienden muy juntos en propio campo en zonas 1 y 2 y les cuesta salir hacia los espacios en campo contrario. Eso sí, los extremos salen con amplitud y los puntas con profundidad, siendo como una oleada cuando recuperan la pelota.

Desde cualquier zona de recuperación activan el contraataque usando el carril central a velocidad media y algo más baja si recuperan en zona 3. Berg y Toivonen dan juego de cara al equipo en todo momento, siendo el faro de un conjunto que domina la temporización en los últimos metros de su contragolpe. En zona 1 Forsberg es el que temporiza hasta la llegada o posibilidad de remate en el área por parte de los delanteros y en zona 2 el equipo posee buena protección y conducción de balón.

El pase de seguridad llega desde la zona 1 y es enviado hacia un punta. En zona 2, además del delantero que les puede aguantar el balón, también pueden entregar a un extremo que tenderá a conducir. En zona 3, entregan el pase a los puntas que pueden realizar combinaciones entre ellos. Como conductor de contraataque destaca Forsberg desde cualquier punto del campo. Durmaz también dota al equipo de conducción en zona 2 y en zona 3 además de Berg y Toivonen.

Aspectos importantes del balón parado

Como buen país nórdico que son, Suecia domina el juego aéreo con la buena estatura y el poder físico de sus jugadores. En situación de córner pueden realizar saque en corto para acortar distancias y ser más peligrosos en el duelo cuerpo a cuerpo recibiendo un balón preciso. También dominan las incorporaciones desde atrás hacia el segundo palo aprovechando la estatura y la potencia de sus futbolistas. Las segundas jugadas quedan bien manejadas ya que habitualmente son cuatro los jugadores que penetran al remate y cinco quedan expectantes de un segundo balón. Esta situación la aprovechan para realizar dejadas en la frontal para que estos rematen, en saque de banda cercano al área, el rival debe de tener en cuenta esta jugada. Son lanzadores destacados Toivonen, Augustinsson por izquierda y Forsberg en tiro libre. Cuentan con varios jugadores poderosos en remate como Johansson, Lustig, Toivonen, Berg, Granqvist y Claesson.

En defensa no cambia mucho. Contundentes en juego aéreo, con buena altura general en sus jugadores, alta intensidad en las marcas tanto al hombre como en zona y con Olsen en la portería controlando bien los balones altos a su alrededor, hacen que Suecia encuentre seguridad defensiva a balón parado. Pero no dominan las segundas jugadas, les cuesta transitar con claridad y los balones que caen fuera del área los gana el rival ya que defiende con numerosidad dentro de ella.

El entrenador: Janne Andersson

Janne Anderson afronta su primer mundial como seleccionador. Llegó al puesto tras ganar la liga con el IFK, tras derrotar en la última jornada al Malmö FF en campo rival. Tiene como una de sus referencias al entrenador de balonmano Bengt Johansson, uno de los más laureados de la historia de ese deporte, quien es su vecino y con el que comparte muchos momentos.

Plantilla de Suecia

Fortalezas y Debilidades de Suecia

FORTALEZAS

Una de las defensas más potentes de la competición
Juego ordenado y memorizado
Casi insuperables por arriba
Forsberg, el nuevo guía

DEBILIDADES

Todavía echando de menos a ‘Ibra’
Pocas alternativas
Un sistema demasiado encerrado
Poca imaginación en ataque

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *