Así juega Panamá – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Panamá

Panamá suele arrancar sus partidos con un sistema 1-4-4-2. En ese esquema son claves las recuperaciones de balón de Gómez y el trabajo en la producción de juego de futbolistas como Cooper y Godoy. Precisamente Cooper es uno de esos jugadores cuya polivalencia hace cambiar de disfraz a La Sele. Podemos ver al jugador nacido en Colón tanto como centrocampista organizador o incluso caído a las bandas. La otra referencia rompe esquemas es Román Torres, el capitán y central es una sorprende con sus continuas subidas al ataque. Fue precisamente con una de sus acciones con la que Panamá se metió en el Mundial de Rusia. El equipo de Hernán Darío Gómez no siempre tiene paciencia a la hora de elaborar sus jugadas y suele acumular muchos jugadores arriba con la intención de hacer un fútbol directo. Esto no siempre funciona ya que sus mayores debilidades residen en las pérdidas de balón y las transiciones defensivas como analizaremos a continuación. A la hora de defender el sistema también se transforma. En este Mundial veremos que el combinado centroamericano jugará mucho con el respeto psicológico que supone considerarse inferior a sus rivales de grupo. Normalmente el equipo replegará al 1-4-1-4-1. Con este último sistema, un mediocentro siempre sale a tapar con presión junto al punta la entrada del contrario según sea la basculación del rival usando la línea de mediocampo como referencia.

Panamá construye sus situaciones de ataque basando su juego en laterales verticales y proyectados como extremos. El central encargado de la salida del balón va avanzando con la pelota protegida por apoyo de los centrocampistas centrales. Los extremos juegan metidos por dentro en la zona de finalización esperando recibir el pase filtrado desde la medular del campo. De esta manera habilitan el espacio para que los laterales puedan ocuparlo. Los delanteros mientras esperan en la zona de remate. La jugada más repetida que veremos de los panameños es esa en la que el extremo habilita el pase al lateral para que este la ponga en el área. Importantes también son las caídas a los costados del área por parte de los puntas, su movilidad consigue que los centrales rivales salgan a veces de su zona de confort. Todo ello siempre se coordina con el juego de los extremos por dentro favoreciendo profundidad de los laterales y rupturas en desmarque de segunda línea hacia el área. Con Cooper, Buitrago y Tejada en el campo se pueden producir llegadas muy verticales a línea de fondo junto a la entrada por bandas de un extremo y un lateral. Panamá pecará muchas veces del juego directo basado en tres toques: Saque del portero en largo, prolongación por un punta y remate por el otro. Ese será el principal plan de Hernán Darío y sus hombres.

Panamá utiliza el 1-4-1-4-1 de contención para intentar obligar al rival a desplazar en largo en el inicio de la jugada. Esto les hace quedar mal posicionados en las ocasiones en las que el rival proyecta 4 atacantes a la frontal quedando en duelo de uno contra uno ante la última línea defensiva. Su sistema defensivo depende mucho de la calidad del rival en duelo individual y el pasador en largo del que dispongan. Si el punta rival tiene movilidad en la zona de finalización,  basculando, agitará la jugada rompiendo la contención. Estar bien replegados es el plan defensivo de un equipo que sufre mucho menos cuando consigue tener a sus puntas por detrás de la pelota. Gómez no evita incrustarse en la defensa cuando es necesario.

Transición Defensiva

Tras pérdida en campo propio los zagueros pueden quedar vendidos a duelo de uno contra uno. Les cuesta recuperar la contención ante una buena basculación del rival, creándose situaciones de centros, filtraciones y disparo. Son una ruleta rusa, tienen un buen número de atacantes pero si no sale la idea ofensiva, conceden oportunidades.

Transición Ofensiva

Los laterales también juegan un papel muy importante en la fase de transición ofensiva del novato equipo mundialista. La salida explosiva de sus laterales, unido al experimentado juego de espaldas de Blas Pérez. Su temporización es fundamental a la hora de finalizar las jugadas a la contra.  La triangulación rápida en la zona de creación con extremos apoyando por dentro a los mediocentros y la ruptura de un centrocampista central en carrera para recibir en la frontal son claves en su transición. Sin olvidar la capacidad en jugada individual con potente carrera y regate de algunos de sus jugadores.

Aspectos importantes del balón parado

Además de las habituales jugadas más comunes como los saques de esquina o las faltas laterales, Panamá también posee una gran arma con los potentes saques de banda de Machado. Los saques de esquina y faltas laterales, normalmente botados por Cooper, Gaby Torres y Deivid, son generalmente muy cerrados y peligrosos al área pequeña. En defensa suelen desatender la marca en cualquiera de las jugadas a balón parado. El problema también se registra en las segundas jugadas. El equipo cierra con tres las jugadas en las que ataca por lo que con una contra bien organizada puede ser mortal.

El entrenador: Hernán Darío Gómez

Hernán Darío Gómez siempre será un héroe para Panamá. Allí ha pasado de los silbidos de la grada tras una derrota por 4-0 ante EEUU a las lágrimas que le provocaron la victoria ante Costa Rica. El Bolillo, como es conocido el seleccionador, es un tipo visceral cuya sinceridad a veces traspasa la frontera de lo correcto. Su estilo no ha cambiado en ninguna de las tres fases de clasificación que jugó con Colombia para Francia 98, Ecuador para Corea y Japón 2002 y esta con Panamá para Rusia 2018. El colombiano no teme dar pistas e incluso reconoció un día antes el once que pondría en liza en el partido más decisivo de la historia de Panamá. El 15 de febrero de 2014, la Federación Panameña lo contrata tras  la destitución de Julio Dely Valdés al no lograr el objetivo de llevar a Panamá a Brasil 2014. Tras clasificar a Panamá por primera vez a un Mundial, Hernán Darío Gómez se convirtió en el segundo técnico en clasificar a tres Selecciones diferentes a un Mundial. Como jugador desarrolló su carrera entre el Nacional y el Independiente, ambos clubes de Medellín.

Plantilla de Panamá

Fortalezas y debilidades de Panamá

FORTALEZAS

La profundidad de sus laterales
Su ‘ordenado’ juego directo
La polivalencia táctica de sus delanteros
Replegados son un equipo muy correoso
La ilusión del que no tiene nada que perder

DEBILIDADES

Les cuesta la vida recuperar un balón tras pérdida
Se despistan con facilidad a balón parado
Una pareja de centrales demasiado lenta
No tienen un plan B
Irán con excesivo respeto a los partidos

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *