Así juega Nigeria – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Nigeria

Nigeria emplea un 1-4-3-3. Juegan con amplitud en los extremos y la profundidad de su delantero centro y extremos. Buscan las distancias cortas, salvo la del portero y la defensa siendo esta la más larga.

La estructura es poco dinámica y muy posicional. Obi Mikel intercambia posiciones con los medio centros en línea tanto en ataque como en defensa. Los extremos juegan hacia dentro y tienen movilidad con el delantero centro. Existe una tendencia a iniciarlo por dentro, participando centrales, MC y laterales. Mikel se ofrece por el carril central. No arriesgan en la salida de balón. La salida en largo se produce en zona 2 (medular) por la izquierda o la derecha con Iheanacho y Moses de referentes. Los laterales son los lanzadores. La segunda jugada la friccionan, luchan y en zona 3 (campo rival) donde consiguen enlazar con los delanteros. En el juego combinativo tratan de jugar juntos con las líneas cortas. Obi Mikel es el canalizador con sus ofrecimientos y devolución de paredes. Realizan cambio de orientación con en Moses cualquier banda tiene. El uno contra uno siempre está presente. También destaca Iwobi en el desborde con su técnica.

Los laterales se ofrecen habitualmente hasta zona 3 para que los extremos jueguen por dentro y no perder la amplitud. Tres jugadores cierran atrás. Elaboran en campo contrario tratando de jugar con pocos toques. Tienen tiro de media distancia con Mikel y de larga con Etebo. Moses e Iwobi se desmarcan en profundidad como extremos. Principalmente tratan de penetrar al área sin realizar centro ni remate. Envían balones comprometidos entre centrales. Llegan peligrosamente al remate Iwobi, Mikel e Iheanacho. Disputan pero no dominan los rechaces, por eso no quedan exentos de sufrir contraataques.

En defensa, el combinado africano se camufla hacia el 1-4-2-3-1 ó 1-4-4-2. Tienen larga distancia entre el portero y los defensas. Poco dinámica defensiva sin cambios de posición ni incorporaciones destacadas. Alternan la presión y la espera. En caso de presión, la primera línea de presión se sitúa en ¾ de campo con su delantero centro (Iheanacho). Permiten el juego en corto, la segunda línea de presión temporiza y la defensiva se coloca en ¼ de campo. Muestran líneas juntas cuando trabajan organizadamente en bloque. Hay espacios en los carriles laterales si es pasivo el regreso de los extremos en el cambio de rol. Cierta pasividad de Iwobi, Moses, Iheanacho. Con el 1-4-4-2 organizado los medio centros quedan protegidos a los costados. El carril central y la línea de centrocampistas es vital en su recuperación, permanentemente disputa balones con presión avanzada, corta y protege a los centrales. Orientan la presión hacia fuera protegiendo carril central. Tapan los tiros del rival taponando el carril central pero no así con los centros por los espacios dejados por fuera. En la última línea defensiva hay espacio entre LT y DFC, los laterales salen a zona 2 con larga distancia respecto al central. Le ayuda 1 MC. No quedan bien defendidos los centros laterales, los laterales se muestran siempre muy exigidos realizando persecuciones y no tapan los centros. Los centros al punto de penal les crean peligro y también en el segundo palo, ya que es debilidad del carismático portero Ezenwa.

Transición Defensiva

La pérdida de posesión más habitual es por errores en los pases que son interceptados. Tienen muchas pérdidas de pase en propio campo, debido al mal juego al pie. Quedan espacios en carriles laterales si hay perdida en elaboración con los laterales previamente avanzados en ataque. Espacios también entre líneas por larga distancia entre delanteros y mediocentros tras una posesión larga y aparición del pase impreciso. Son rápidos en el cambio de rol ataque-defensa con presión avanzada e intensidad al robo. A sus extremos y delantero puede costarles defender la transición. Cuando pierden la bola realizan un repliegue intensivo con reacción activa y rápida de defensas y centrocampistas pero sin cerrar espacios y líneas de pase. Una pérdida en mediocampo supone defender con 4 defensas y 2 medios. Queda débil el carril central. No queda temporizada la transición, están expuestos a la finalización del rival. En zonas 1 y 2 pueden recuperar consolidando posesión posteriormente.

Transición Ofensiva

El cuadro nigeriano es especialista en buscar las bandas y las espaldas de la ultima línea defensiva del rival aprovechando siempre los espacios. Hay movimientos ofensivos bien compenetrados, crean peligro con los envíos largos tras la recuperación hacia jugadores con buen físico para aguantar y con definición. Tienen amplitud y profundidad con Iheanacho a espaldas de las defensas.Cuando recuperan en su campo lanzan un contraataque, con pase de seguridad para mantener la posesión hacia las bandas y Moses de conductor. Pueden usar ambos carriles a alta velocidad. La temporización se realiza en el área contraria para asistir y dar el último pase. Mikel e Iheanacho dan juego de cara. Algo cambia si se recupera en la medular. Usan el contraataque a alta velocidad buscando la espalda defensiva por carril central. La línea de centrocampistas llega a la frontal del área. El delantero centro les temporiza, Iheanacho y Mikel juegan de cara. Pueden activar el ataque organizado asegurando pase con la línea defensiva. Arriba no dudan. Lanzan el contraataque con pase al punta aprovechando la movilidad que da Iheanacho o hacia las bandas para desequilibrar con los extremos. Iheanacho y Moses se ofrecen de conductores, junto a Mikel e Iwobi juegan de cara. Usan el carril central a alta velocidad temporizando Iheanacho, que es claramente el faro del equipo.

Aspectos importantes del balón parado

Normalmente envían 4 jugadores al remate en el área, destacando Ekong, Omeruo, Obi Mikel, Balogun y Ndidi. Al lanzamiento Moses e Iheanacho suelen dar un golpeo de calidad. No dominan con perfección el juego aéreo, aunque sí son fuertes en la disputa. Si tienen control sobre las segundas jugadas, adelantan la defensa con las líneas muy juntas acumulando presencia en la frontal del área rival. En los lanzamientos al primer palo engañan, dejando pasar el balón para rematar en le punto de penal. Defienden con todos sus jugadores en el área, colocando un hombre en cada poste en los córners. Utilizan defensas mixtas, zona y hombre, con alta intensidad en la marca pero sin dominio de la segunda jugada. Problemas en aéreo en zonas de dominio del arquero Ezenwa.

El entrenador: Gernot Rohr

Gernot Rohr probablemente es uno de los grandes desconocidos de este Mundial de Rusia, aunque también es cierto que es por su culpa que Nigeria ha recuperado la moral y la ilusión de aquel bloque de águilas de 1998 en Francia. Rohr tiene una amplia trayectoria en el continente africano, en donde ha dirigido a selecciones como Gabón, Niger y Burkina Faso.

Plantilla de Nigeria

Fortalezas y debilidades de Nigeria

FORTALEZAS

Tienen muy definida su manera de jugar
Su contraataque es veloz y letal
Llegan cargados de moral y sin complejos
Su entrenador es el líder

DEBILIDADES

Ezenwa es una lotería bajo palos
Podrían destacar más en lo físico
Fallan muchos pases en campo propio
Se parten cuando pierden el balón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *