Así juega México – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de México

Osorio utiliza un sistema 1-5-2-3 muy estudiado y exprimido. Las salidas de balón las alterna con acciones de combinación o desplazamiento en largo a los extremos o puntas. El equipo cuenta para salir jugando con el portero, tres centrales, un mediocentro defensivo. Todos aprovechan el rol de los laterales avanzados dando amplitud y los extremos creando apoyo interior junto un mediocentro avanzado a tres cuartos y un punta entre los centrales rivales. El equipo siempre agradece el inicio de la jugada buscando los costados en campo contrario, así que tendrá amplitud para jugar con cambios de orientación proporcionados por Guardado o los centrales.

Los centrales avanzan líneas con balón controlado hasta el centro del campo si no encuentran oposición creando superioridad entre líneas, ya que los MC aprovechan para filtrarse a zona 3 (campo rival). Diego Reyes puede cumplir con tareas diferentes como central o MCD, favoreciendo a que los centrales jueguen mas abiertos en la salida. Reyes, con sus coberturas, favorece el juego del lateral-extremo Miguel Layún que es un jugador muy reconvertible. Si el rival no les presiona harán largas sus posesiones, aseguran mucha protección de balón con el juego de cara entre los defensores y los MC llegando con comodidad incluso hasta tres cuartos. Lo que provocará que pueda acumular tres o cuatro jugadores dentro del área rival para finalizar.

H. Herrera actúa como mediapunta, es el canalizador de juego en campo contrario, báscula, recupera y juega entre líneas quedando escoltado por Guardado que temporiza y organiza. Jonathan Dos Santos les aumenta la calidad de pase en la distribución y basculaciones, tiene mucho feeling con H. Herrera y eso se nota en el terreno de juego.

Los laterales saber buscar los espacios. Son veloces y muy ofensivos, participan como extremos y también poseen calidad para centrar y combinar. Les guardan las espaldas tres centrales en el fondo. Permiten que jugadores de calidad en último pase y remate como Vela ó H.Lozano puedan realizar juego interior. Esto da sentido a las formaciones con sistema muy flexible del 1-5-2-3 ó 1-5-3-2. Debemos tener en cuenta que a Osorio parece agradarle cambiar posiciones y planteamientos sobre la marcha.

Chicharito o Raúl Jiménez marcan el estilo en los planes ofensivos de Osorio. Tienen movilidad en la frontal y facilitan incorporaciones profundas de los extremos. El movimiento del DC retrasándose como enganche es el que genera un espacio para que lo aproveche el extremo. Llegan a línea de fondo con mucha amplitud, los centros certeros son parte de su finalización con éxito, consiguen producirlos escorados muy cerca de la frontal.

En defensa se dibuja un 1-4-2-1-3. El equipo tricolor realiza presión alta a la salida del rival con los extremos y el punta. Les acompaña en zona 3 (campo rival) un mediocentro y la línea de 4 del fondo compacta líneas avanzando hasta el centro del campo. Sin embargo en transición y en contención los delanteros participan poco en labor defensiva. Estando replegados, la línea de cinco defensores les da seguridad protegiendo zona 2. Los 2 mediocentros protegen a los centrales. La línea de cinco no se mete excesivamente atrás. Además ante ello, si el rival prueba el remate de media distancia se encontrará con buenas respuestas de Ochoa, portero de agilidad y reacción. Les pueden crear compromisos los centros escorados enviados entre centrales. Habitualmente arriesgan con no hacer trabajar defensivamente a tres atacantes, que se posicionan en centro del campo para ser efectivos en transición con salida en largo y opción de encarar en velocidad a los defensas. Esto les hace vulnerables a los dos MC si necesitan frenar una oleada del rival.

Arriesgan en el pase raso con el inicio entre los tres centrales y apoyos de los MC. Si hay perdida y el rival tras recuperar sabe proyectar a sus delanteros en profundidad o tienen buen 1vs1 será una situación difícil de solventar para los mexicanos. Deben de mejorar en el robo tras perdida, les cuesta contener las transiciones del rival y la circulación de balón de jugadores de máximo nivel. Encajan goles cuando erran el pase de seguridad entre centrales y centrocampistas. Sus centrales son poderosos en peso y altura pero con complicaciones ante el duelo. Asumen riesgos jugando con la defensa adelantada a medio campo, quedando muchos metros a sus espaldas en las transiciones defensivas.

Transición Defensiva

Atención si el portero mexicano bloca un lanzamiento del rival. Este enviará de inmediato al punta o a las bandas, donde son rapidísimos y punzantes con incorporaciones de los laterales para salir desdoblando en oleadas. Sus pases de seguridad en transición son fuertes y tensos. En las transiciones obligará al rival a ser contundente y acertado en el corte, sabiendo cometer la falta si es necesario midiendo el color de la tarjeta. Para frenarles se precisa una recuperación tras perdida de máximo nivel. Su mejor finalización para realizar goles es al contraataque o corriendo al espacio por los extremos para acabar centrando. Aunque no por ello esta exenta de generar ocasiones como poseedor. Genera profundidad en transición, mientras que en ataque organizado ante correctas contenciones depende de la calidad en la resolución de la frontal. En caso de aumentar su éxito de finalización en ataque organizado estaríamos hablando de un enorme salto de calidad en México.

Transición Ofensiva

El combinado tri es un equipo que debe mejorar en el robo tras perdida, les cuesta contener las transiciones del rival y la circulación de balón de jugadores de máximo nivel. Encajan goles cuando fallan en el pase de seguridad entre centrales y centrocampistas. Sus centrales son poderosos en peso y altura pero con complicaciones ante el duelo. Asumen riesgos jugando con la defensa adelantada a medio campo, quedando muchos metros a sus espaldas en las transiciones defensivas.

Aspectos importantes del balón parado

México es un equipo habituado a conceder faltas en la frontal del área siempre que sus mediocentros se ven superados o no puede perseguir la velocidad de la jugada. Confían en la marca al hombre, son combativos. Suelen defender con siete hombres en el área y dejar tres jugadores avanzados para orientarles el despeje o recuperación favoreciendo la contra, algo que controlan. Posiblemente de cara al mundial, Osorio quiera mejorar las acciones a balón parado a favor. Tienen calidad para aumentar su productividad ya que cuentan con buenos centradores, delanteros rematadores y centrales con poderío en juego aéreo. En tiro libre hay golpeos fuertes y colocados de H. Herrera o Carlos Vela.

El entrenador: Juan Carlos Osorio

Decidido, tanto que ha dicho a la Federación que si no alcanza los cuartos de final del Mundial, se marchará. Es un hombre estudioso del futbol, a la antigua, que nunca se desprende de su libreta de anotaciones, misma que jamás revela y a quien poco le importan las jerarquías. Se ha declarado muchas veces ‘bielsista’.

Plantilla de México

Fortalezas y debilidades de México

FORTALEZAS

Mucho peligro al contraataque
Tienen paciencia a la hora de elaborar
Hay un gran entendimiento sobre el césped
Vela y Chicharito, peligro constante

DEBILIDADES

Su sistema a veces parte al equipo
Ante las perdidas de balón sufren mucho
Falta de gol en determinados partidos
Un juego a balón parado muy memorable

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *