Así juega Francia – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Francia

Los franceses utilizan varios sistemas. El cuadro europeo puede disfrazarse de 1-4-2-3-1, 1-4-4-2 y1-4-3-3. Poseen amplitud gracias a los extremos y laterales con capacidad de profundizar en campo rival, dan velocidad y finalizar jugadas. En todo momento del juego mantienen disponibilidad de recepción en las bandas. Un éxito de su juego ofensivo son las cortas distancias que mantiene entre sus líneas a excepción de portero-defensas. En zona 3 (campo rival) son muy dinámicos generando juego por carril central con los extremos hacia dentro, aumentando la calidad técnica de control, asociación y conducción sin olvidarse de mantener amplitud con los laterales. Griezmann tiene libertad para cambiar de posición, actuando de punta, extremo o media punta, le otorga al equipo de asociaciones al primer toque e incremento de velocidad al juego, además de asistencia y gol.

Lemar realiza movimientos de extremo izquierdo hacia la media punta, asociando e intercambiando espacios con Griezmann. Los laterales, además de doblar en banda, realizan incorporaciones hasta línea de fondo cuando los extremos realizan movimientos hacia dentro para favorecer el juego interior.

De base un 1-4-4-2-, pero si el sistema ofensivo es 1-4-3-3, defensivamente realizan 1-4-5-1. Tienen capacidad de repliegue intensivo y medio. Juegan con las líneas cortas a excepción de portero-defensas que aumenta debido a la capacidad de posesión del rival para atraerlos hacia zona 2 o mediocampo. Son dinámicos, sus jugadores cumplen con calidad el desarrollo de facetas ofensivas y defensivas en cada momento del juego. Defensivamente no cambian la posición entre ellos, mantienen el orden posicional. Hay incorporaciones a líneas siguientes, como Umtiti saliendo con balón controlado desde la defensa o la capacidad de los mediocentros para llegar a la media punta o al área.

Transición Defensiva

Francia suele perder la bola en situaciones de duelo y en los envíos al área, ya que son recursos frecuentes en su ataque organizado. Dejan espacios a espaldas de la línea defensiva y es en el momento de la pérdida la oportunidad para el contrario de disfrutar de espacios franceses entre líneas. Son rápidos en el cambio ataque- defensa, reaccionando con presión avanzada manteniendo buenas coberturas, intersecciones y robo. Todos participan en juego defensivo.

Realizan repliegue medio, salvo tras acciones a balón parado que es cuando realizan repliegue intensivo. El comportamiento es activo y rápido por parte de todos los jugadores, cerrando líneas de pase con presión avanzada. No logran cerrar perfectamente los espacios, si la presión es superada aparecen espacios a espaldas defensivas y por los carriles exteriores ya que existe la posibilidad de que los laterales se encuentren muy avanzados. Las basculaciones son incompletas con espacio en las bandas si precisa dar coberturas de mediocentros o defensas centrales, esta situación rompe el orden defensivo. Umtiti temporiza bien las transiciones, posee colocación y fuerza. Recurren a la falta táctica para frenar contraataque. Si recuperan limpiamente pueden construir un ataque organizado desde zona 1 o iniciar el contraataque desde distintas zonas.

Transición Ofensiva

El equipo galo sabe aprovechar los espacios libres conectando bien el pase de seguridad o con envíos largos hacia los desmarques con profundidad. Sus jugadores se muestran sincronizados, los mediocentros roban, los extremos dan amplitud y el delantero centro junta a Griezmann apoyan por carril central con juego al primer toque. Tienen la amplitud automatizada manteniéndose siempre abiertos en banda. La profundidad la encuentran con la verticalidad de los extremos y con Griezmann y Giroud hacia las espaldas de los defensas centrales. Suelen realizar contraataques desde cualquier zona de recuperación pero el robo es menos frecuente en zona 3. Tienen capacidad para llegar siempre con alta velocidad.

Cuando recuperan en campo propio, los mediocentros encuentran el pase de seguridad hacia los extremos, mediapuntas o delanteros que se ofrecen. Pogba y Kanté son los conductores usando el carril central, llegan en oleada con delanteros y centrocampistas. Poseen desplazamiento, pausa y ejecución de pase adecuada que les permite temporizar. Pogba y Griezmann dan juego de cara.

Para aclarar su juego, los de Deschamps descongestionan abriendo a bandas, tienen desplazamiento en largo peligroso para el rival. Atacan el espacio en campo contrario. Conducen Lemar, Coman, Griezmann, Mbappé o Martial. Pueden usar cualquier carril, destaca por el izquierdo Lemar, por el derecho Coman y en el central Griezmann. Hay llegada amplia en oleada con los delanteros, centrocampistas y laterales.

Atacan en bloque con correcta administración de pase, temporizan, pueden poner pausa y cambiar a ataque organizado. Juegan de cara Giroud, Pogba y Griezmann.

La recuperación en campo rival es débil, si la logran contraatacan buscando el pase hacia un desmarque en profundidad. Encuentran como conductores a Mbappé, Lemar o Martial, habitualmente por carril izquierdo llegando en oleada. Dominan la temporización con devoluciones de pase y apoyos correctos que no frenan la velocidad en la elaboración. Lacazette y Giroud en punta juegan de cara.

Aspectos importantes del balón parado

Francia domina el juego aéreo con jugadores poderosos físicamente en el salto, el contacto, la fuerza y la contundencia a la hora de rematar. Al lanzamiento destacan Lemar y Griezmann. Acuden a rematar con peligro para la portería rival Pogba, Kurzawa, Umtiti, Koscielny, Giroud y Varane. Son capaces de realizar repliegues intensivos o recoger el rechace con contundencia en la disputa reorganizar el ataque. Acciones que les dotan de dominio de la segunda jugada. En los córners es habitual que manden cinco jugadores al área, dos en la pequeña y tres alrededor del punto de penal. En las faltas aumentan a seis jugadores al interior del área y dos vigilando la frontal. Mandan con peligro envíos al segundo palo.

En defensa son intensos en los marcajes y con altura y complexión fuerte de varios jugadores dominan el juego aéreo. Tienen tendencia a defender con línea de seis jugadores los envíos laterales sea al borde de la frontal del área grande o de la pequeña, los otros cuadro quedan atentos a vigilancias, rechaces o conformar la barrera. Las segundas jugadas que caen tras rechace fuera del área les resultan costosas de dominar ya que dan preferencia a poblar con numerosidad el área para recibir el primer envío con mayor capacidad defensiva.

El entrenador: Deschamps

Desde el 8 de julio de 2012, es el seleccionador nacional de Francia. Deschamps, en su etapa como jugador, ocupaba la demarcación de mediocentro defensivo. Desarrolló la mayor parte de su carrera entre el Olympique de Marsella y la Juventus de Turín, con los que se proclamó campeón de Europa en 1993 y 1996 respectivamente. Su último club como futbolista fue el Valencia CF, con el que fue finalista de la Liga de Campeones en 2001. Fue internacional absoluto con la selección francesa (1989–2000) en 103 partidos y capitaneó a la «Francia del doblete», campeona del Mundial de Francia 1998 y de la Eurocopa 2000.

Plantilla de Francia

Fortalezas y debilidades de Francia

FORTALEZAS

Una triple ofensiva de calidad mundial
Un seguro con Lloris
Penalizan los fallos del rival
Un jugador en pleno crecimiento como Griezmann

DEBILIDADES

No tienen líderes de juego
Problemas en la creación de jugadas
Un equipo lento con el balón
La defensa falla en momentos claves

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *