Así juega Brasil – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Brasil

Brasil llega a este mundial con un vistoso 1-4-3-3- que gira alrededor de su figura Neymar Jr. El equipo carioca tiene una gran calidad y una espina clavada desde 2014., Por Río de Janeiro sigue doliendo el 7-1 que Alemania les infringió en las semifinales de su propio Mundial. Los brasileños plasman amplitud y búsqueda de profundidad con la intención de buscar el último pase o desbordar en cada momento. Los sudamericanos acortan las distancias entre líneas y dan mucha importancia a la dinámica de entendimiento del juego entre sus jugadores, con ejecuciones de movimientos a líneas anteriores y posteriores e intercambios de posiciones. En definitiva, tienen una suma facilidad para mover la bola entre líneas en cualquier dirección. Los mediocentros Paulinho, Fernandinho y Renato Augusto pueden alternar cualquier posición del centro del campo manteniendo siempre una alta proyección ofensiva hacia el área rival. Los laterales Alves, Marcelo y Alex Sandro recorren la banda hasta línea de fondo con brillantes conducciones, pases, centros, remates y una profundidad difícil de predecir pese a su conocimiento previo. La excelencia y la diversión aparece con Neymar Jr y Coutinho, canalizando el juego con los centrocampistas. Ambos jugadores son las flechas de una punta de lanza que se asocia con Gabriel Jesús en el centro. Leen el partido con inteligencia para saber acudir a zona de creación o para romper entre líneas por dentro tanto de manera individual como colectiva.

La salida de balón de la Canarinha puede ser por dentro o por fuera. Por dentro filtran balones a campo contrario desde la zona 1 (campo propio) a zona 3 (campo rival). Renato Augusto, Coutinho, Neymar Jr, Fernandinho, Casemiro, Paulinho o Gabriel Jesús son un amplio abanico de futbolistas que acuden a recibir. Todos se ofrecen con buenos movimientos, control, pase o acción individual. La salida en largo se produce en zona 1, normalmente por izquierda por ser Neymar Jr la máxima referencia. Marcelo, Alves, Marquinhos y Miranda son los pasadores buscando a la estrella del PSG, Gabriel Jesús ó Coutinho que están siempre arropados por Renato Augusto y Paulinho para dominar la segunda jugada. Las capacidades técnicas y físicas de sus futbolistas les permite cambiar el ritmo de las jugadas de juego combinativo a juego directo según les convenga. Controlan la duración de la posesión pudiendo mantenerla y hacerla larga o arriesgando el pase ocasionalmente para romper al espacio. Paulinho y Renato Augusto canalizan juego, pero Neymar Jr es realmente el jugador influyente en el camino que llevan las jugadas. La calidad técnica hace que el uno contra uno sea un recurso habitual en Coutinho o Neymar Jr, que les ayuda a proteger balón, esconderlo y provocar tarjetas con el regate.

Realizan regates, paredes y asociaciones en corto llegando con el balón muy controlado al área. Si es preciso recurren al remate de media distancia siempre bien perfilado tras conducción o devolución. Remates potentes y colocados de Marcelo, Coutinho, Neymar Jr o de Paulinho. Paulinho, una de las sorpresas agradables de LaLiga, se muestra arrollador llegando desde propio campo a segunda línea de ataque o incluso quedando mano a mano con el portero.

Brasil intenta sacrificarse en el repliegue pese a que sus movimiento son de muchos metros debido a lo ofensivo de su planteamiento. Obtienen profundidad defensiva ya que todos mantienen buena actitud para trabajar en bloque con distancias cortas en todas sus líneas. Brasil goza de un equilibro estructural que tiene en su plantilla jugadores defensivos capacitados para soltarse en ataque con la calidad técnica necesaria. Es un conjunto con centrocampistas que además de llegar al área contraria con peligro también saben defender en la última línea de la defensa con buenas coberturas y poderío físico. Los mediocentros realizan correctas coberturas a los laterales o al delantero centro retrasándose a las zonas de juego de los extremos dotando al equipo de buenos cierres en las transiciones del contrario. Los de Tite tienen las ideas claras y son constantes en sus sistemas de ataque y defensa. No alteran con variantes su estilo de juego. Es reconocible partido tras partido. En defensa son un equipo que trabaja tanto la presión en zona de inicio del rival como la espera en contención en zona de medio campo. Lo que produce que el rival tenga que estar preparado para seleccionar si salir directo o en corto. Un error ante los brasileños puede ser mortal. La primera línea de presión es el delantero centro, que puede recibir ayuda de Paulinho adelantándose desde la zona media. La segunda línea envía a un jugador a presionar de manera avanzada, añadiéndose la presión de un lateral. La línea defensiva se adelanta a zona 2 conteniendo y está muy protegida por el resto.

Brasil deja espacios a la espalda de la línea defensiva. También le puede provocar peligro el pase atrás desde línea de fondo si quedan con seis hombres defendiendo en el área ya que dos medio centros pueden llegar a ayudar en el área a los centrales y que Coutinho o Neymar no lleguen a tapar la frontal a pesar de que si participan habitualmente en los trabajos defensivos. Para encontrar espacios a los lados de los medio centros, los rivales deben de atraerlos hacia fuera de la línea defensiva para que en el 1-4-2-3-1 quede espacio entre un medio y un lateral.

Las basculaciones son completas, marcando desde muy cerca. Los defensas centrales son contundentes y recuperan, pero destaca la línea de centrocampistas ya que Fernandinho, Casemiro, Paulinho y Renato Augusto tienen poderío en persecuciones, cortes y juego aéreo. El carril izquierdo y el central son las zonas de mayor índice de recuperación. La presión suelen intentar orientarla hacia dentro donde son mas fuertes físicamente. Los tiros y centros quedan bien defendidos al realizar una doble línea de cuatro muy junta. El fuera de juego es un arma que pueden utilizar, existe buena compenetración en la última línea defensiva. Los centros desde larga distancia a los que obliga a sus rivales quedan bien defendidos por el marcaje de los medios y las intersecciones de los defensas centrales. El segundo palo y los costados en juego aéreo pueden ser la zona de debilidad en el área debido a que los laterales Alves y Marcelo no llegan a los 175 cm de altura.

Transición Defensiva

Tienen pocas perdidas de balón y la mayoría se producen en situaciones de uno contra uno en zona de finalización. Los espacios quedan en el carril en que el lateral se haya proyectado más en ataque en la jugada anterior, lo que provoca una cobertura de un mediocentro. Si pierden en tres cuartos de campo el mediocentro defensivo puede quedar desprotegido durante unos segundos hasta el regreso de los otros dos medios. Pero habitualmente dominan estos riesgos ya que son rápidos a la hora de volver. Asumen el peligro reaccionando con un repliegue intensivo que adelanta la defensa y cierra con dos o tres jugadores. Todos participan en el trabajo defensivo con rapidez y poder de destrucción en el robo cuerpo a cuerpo. Los centrales cortan líneas de pase con intersección, siendo Miranda el que mas se prodiga. El carril izquierdo es el que mas vigilancias precisa por ser Marcelo el lateral que mas subidas protagoniza. Logran con buenas coberturas mantener completas las basculaciones sin perder los cuatro hombres en la última línea defensiva. Renato Augusto, Casemiro y Fernandinho temporizan bien las transiciones. En cualquier zona del campo se muestran agresivos y no dudad a la hora de realizar la falta táctica frenando a tiempo al rival. Tras recuperar en transición pueden reorganizarse o contraatacar gracias a las cualidades técnicas de buen control y distribución de sus futbolistas.

Transición Ofensiva

Brasil ataca con rapidez y desborde los espacios libres. El equipo se muestra sincronizado con apoyos cercanos, ofrecimientos y coberturas trabajadas que les hacen dominar la amplitud y profundidad por carriles laterales y central. Desde cualquier zona del campo inician el contraataque, siempre con velocidad muy alta, con jugadores de gran zancada y jugando de cara a Paulinho y sus delanteros. Su segunda línea de ataque siempre llega con gran capacidad de finalización con los tiros de Renato Augusto y Paulinho. Saben temporizar a lo largo del campo, con atención a Gabriel Jesús si lo hace en zona 2. Recuperando en la zona 1, inician desde la banda con el lateral a Neymar Jr o Coutinho como conductores, principalmente el izquierdo con Neymar Jr. La transición cuenta con total incorporación al ataque de laterales, medios y delanteros. En la zona 2, auxilian a los mediocentros en los costados para el pase de seguridad, que también puede ser ejecutado en profundidad a espaldas de defensas adelantadas. Neymar Jr es un especialista conduciendo contras desde mitad del campo arrancando desde izquierda. También los medio centros son efectivos por el carril central en transición. Si recuperan en zona 3 sus buenos pasadores y habilidad les hace encontrar finalización. Neymar Jr y Paulinho son sus conductores en los últimos metros por el carril central. En resumen, es mejor no perder la bola ante los de Tite.

Aspectos importantes del balón parado

A balón parado estamos ante uno de los equipos más desequilibrantes de la competición. Fruto de ellos nacen muchas faltas a favor, una oportunidad que los sudamericanos saben explotar de lo lindo. Destacan los lanzamientos magistrales de Neymar Jr y Coutinho o el tiro potente de Alves. Dominan el juego aéreo, Fernandinho, Paulinho y Miranda destacan en el remate de cabeza. Por poderío físico, altura y colocación; acumulando muchos jugadores en la frontal, consiguen dominar las segundas jugadas. Normalmente 4 o 5 jugadores buscan el remate dentro del área en córner y faltas escoradas o laterales. En los saques de banda en zona de medio campo pueden ser peligrosos con la defensa adelantada del rival, pocos toques les permiten coger las espaldas y generar una ocasión de gol. La defensa no suele variar. Siempre defienden con mucha numerosidad. Todos sus jugadores acuden al área a defender córner y faltas laterales sin excepción.

El entrenador: Tite

Durante su carrera como entrenador ha conseguido importantes logros en los equipos en que ha dirigido, donde principalmente sobresale la Copa Sudamericana 2008 que ganó con Internacional de Porto Alegre, la Copa Libertadores 2012 y la Copa Mundial de Clubes de la FIFA con Corinthians. A partir de junio del 2016, fue nombrado director técnico de la selección brasileña como sucesor de Dunga. El de Caxias do Sul señala a la Brasil del 82 como la selección que más le marcó y que más ha influido en su carrera. Los que le conocen le ven como un entrenador visionario. El estilo ha cambiado y muchos medios señalan que Brasil juega ahora a la europea. Se dio cuenta de que Brasil tenía que modernizarse para mantenerse en la élite. Inspirado en Ancelotti y Klopp, construyó un sistema basado en el trabajo colectivo.

Plantilla de Brasil

Fortalezas y debilidades de Brasil

FORTALEZAS

Probablemente el equipo con más jugadores desequilibrantes de la competición.
Son relámpagos arriba
Profundidad, llegada y gol por doquier
Un equipo comprometido con la causa

DEBILIDADES

El pasado fracaso en 2014 les perseguirá durante el torneo
El equipo queda demasiado largo en el algunas situaciones de pérdida.
Laterales demasiado ofensivos en ocasiones
A veces, depende mucho de sus individualidades

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *