Así juega Australia – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Australia

Ofensivamente hablando, Australia utiliza un sistema 1-3-2-4-1. El combinado amarillo es un equipo ofensivo y dominador, que juega con amplitud hacia sus extremos y profundidad en sus acciones tratando de llegar hasta línea de fondo en sus ataques.
Juegan en cortas distancias entre líneas a excepción de entre el portero y su defensa, que es más extensa. Son muy dinámicos, puede combinar por dentro, jugar por las bandas, ejecuta pases rasos, tienen altura para el juego aéreo y con incorporaciones constantes aumentan su producción ofensiva. Jugadores como Leckie, Gersbach, Behich, Kruse o Risdon son capaces de trabajar a lo largo de toda la banda. Rogic, como volante, realiza movimientos hacia banda derecha, que permiten a Leckie jugar hacia dentro siendo más imprevisible para el rival. Cahill puede jugar de delantero centro o por detrás del punta, lo que le permite ser compatible con Juric. También destaca la movilidad de Mooy, que puede jugar de mediocentro o de volante, destacando en cualquiera de los dos puestos por su ejecución en el pase.

La salida de balón la realizan con una línea de tres defensores abiertos, participando y dando inicio a la jugada por fuera. Cobran importancia los apoyos de los jugadores de dentro ofreciéndose próximos a las bandas, como Rogic, Mooy o Milligan. No arriesgan en la salida de balón, mantienen la posesión y cuentan con el apoyo del portero ante presión. Es poco habitual que inicien en largo, en ese caso realizan envíos desde zona 1 con Milligan, Wright, o Ryan siendo buenas referencias Rogic o Kruse en la parte alta.

No dominan la segunda jugada, se sienten incómodos y les hace daño la presión, no realizan envíos adecuados. Rogic, Leckie, Mooy y Troisi son jugadores con capacidad para canalizar su juego. Son capaces de buscar el cambio de orientación en las jugadas o de iniciar y finalizar por la misma banda, siendo el carril derecho el más usado. No se exceden buscando el 1vs1, Kruse encara por la izquierda, Rogic lo hace por dentro en circulaciones y Leckie por la derecha sin abusar de ello. La línea defensiva de tres jugadores se incorpora en ataque, normalmente sueltan a Wright por carril central o derecho. Atrás cierran dos jugadores, quedando fijo Sainsbury.

Desarrollan combinaciones con extremos y volantes en zona 3 (campo), con paredes y desmarques en profundidad llegando al área con balón controlado. Tienen tiro desde media y larga distancia con Rogic, Milligan y Cahill. Los desmarques en profundidad se realizan en las bandas y en el carril central con penetración al interior del área. Destacando en ello Leckie y Troisi. Los centros buscan que sean rasos fuertes y precisos desde ambos costados del área, pueden enviarlos al segundo palo, con penetración y pase atrás teniendo pegada en la frontal o también enviando al punto de penal por alto para que cabecee Juric. Mooy, Cahill, Juric y Leckie tienen presencia frecuente en zona de remate.

Australia utiliza un sistema de 1-5-3-2 o 1-4-4-2. La capacidad de los extremos para defender a lo largo de todo el carril dictaminan gran parte de su capacidad de repliegue y profundidad defensiva, ya que son en gran medida los que reconvierten el sistema defensivo. Dejan largas distancias entre las líneas de portero-defensas y defensas-centrocampistas. Entre centrocampistas-media punta y media punta-delanteros hay menos distancia. Son muy dinámicos en defensa, pueden defender con línea defensiva de 3, 4 ó 5 jugadores. El equipo de Arnold utiliza a Leckie en el carril derecho participando de extremo o lateral en función de la jugada del rival. Es lo que trataba de encontrar Postecoglou en la banda izquierda. Milligan y Wright adelantan posiciones con movimientos que compactan el bloque. Milligan es el mediocentro que permite la salida ofensiva del central y Wright puede participar por carril central o derecho.

Australia es un equipo que temporiza. La presión de su delantero no es muy eficiente. La primera línea de presión se sitúa en medio campo y está formada por el delantero centro, permitiendo el juego en corto del rival. La segunda línea sí aumenta la presión, siendo numerosa y adelantada casi al medio campo. Las líneas suelen quedar separadas. Dejan espacios entre líneas y a espaldas de la línea defensiva, que se encuentra adelantada mínimo a un cuarto de campo. A los lados de los medio centros también hay espacios, con una línea defensiva poblada por cinco jugadores pero con grandes espacios que hacen sufrir a los medios. Cahill no participa defensivamente. Las basculaciones son completas, recuperando principalmente en carril central con la línea de defensas como la más recuperadora, al ser numerosa y posicionada midiendo el orden en línea aguantando de cara al balón. La presión es orientada hacia fuera protegiendo el carril central.

Transición Defensiva

Australia suele perder la bola por culpa de los envíos que hacen al área y pases interceptados. En zona 3 arriesgan más si deciden romper las líneas del rival a través de un pase largo raso recibido desde la zona 2. Los ‘soceroos’ dejan espacios en los carriles laterales por la gran distancia que existe entre sus extremos y la línea defensiva cuando están volcados en ataque. Cambian rápidamente el rol ataque-defensa reaccionando con presión en campo rival si pierden la pelota a muchos metros de su área. Cahill no participa defensivamente, es posible que el delantero, los volantes y los extremos fallen en el regreso si en el ataque han profundizado hasta línea de fondo. En el momento de perder el balón, realizan repliegue a medio campo, tratando de contener en zona 2.

Los defensas y mediocentros se activan rápido, pero el equipo no cierra los espacios ni líneas de pase. Les penaliza tener pérdidas en el inicio del juego en propio campo con tres jugadores en el fondo. También permiten contraataques al no cerrar espacios si se encuentran en situación de transición defensiva defendiendo solo con la línea de tres defensas y dos mediocentros. Quedan grandes distancias entre líneas.

Transición Ofensiva

Australia se caracteriza por lanzar contraataques a mucha velocidad tras recuperar el balón. Lo hacen con pases dirigidos a las bandas buscando el centro para finalizar. Es en las bandas donde encuentran la salida automática aprovechando los espacios libres. En la zona 3 (campo rival) realizan muy pocas recuperaciones, cuando lo hacen es a alta velocidad y con Juric y Cahill jugando de cara. Mooy en zona 1 y Rogic en zona 2 son los que efectúan con acierto el pase de seguridad. Los jugadores se encuentran sincronizados en cuanto apoyos y desmarques con amplitud y profundidad. Los extremos, principalmente Leckie, pueden ser conductores del contraataque desde cualquier zona de recuperación. Mooy en zona 2 (centro del campo) los conduce por dentro. Desde zona 1 (campo propio) usan principalmente el carril derecho con Leckie para el contraataque y Mooy jugando de cara, producen oleadas ya que el equipo puede temporizar jugando por dentro o fuera manejando los tiempos de incorporación. El bloque acompaña en amplitud y tienen llegada con el centro del campo hacia zona de finalización. En zona 2 pueden actuar por ambas bandas siendo profundos y encontrando pase atrás. Temporizando con buena ejecución de pases precisos dentro-fuera-dentro con los jugadores sincronizados y Rogic y Mooy jugando de cara.

Aspectos importantes del balón parado

En situaciones de córner y faltas laterales buscan los remates con cinco o seis jugadores en el área, dos de ellos en el área pequeña. Dominan el juego aéreo siendo el segundo palo la zona más frecuente de envío. Destaca como lanzador principal Mooy en córner y faltas, además de Juric y Jedinak que son alternativas en tiro libre. Poseen varios jugadores capacitados para el remate, como Wright, Cahill, Sainsbury, Jurman, Jedinak y Leckie. Dominan las segundas jugadas y suelen capturan los rechaces. Al lanzamiento de penal acude el capitán Jedinak, con menor probabilidad de tiro por su lado derecho.

En defensa, dominan el juego aéreo, son altos y numerosos en el área pequeña, defienden con intensidad media en la marca, sin variedad ya que siempre lo hacen con todos sus jugadores en el área. El portero Ryan no va mal en ese tipo de acciones. La segunda jugada no es dominada, la aprovechan si encuentran posibilidad de iniciar un contraataque.

El entrenador: Marwjik

Marwjik cogió el relevó de Postecoglou que fue muy criticado por su estilo defensivo. Es probable que esto provoque un cambio radical en algunos aspectos del juego australiano. Como futbolista jugó más bien en clubes modestos, como el Go Ahead Eagles, MVV Maastricht y el AZ Alkmaar, logrando con este último la Copa nacional. Se retiró en el FC Assent. Destacó como centrocampista, y jugó 468 partidos en total, marcando 48 goles. También fue internacional absoluto con los Países Bajos en una ocasión.

Plantilla de Australia

Fortalezas y debilidades de Australia

FORTALEZAS

Un equipo muy físico
Llegan con muchos efectivos a arriba
Buscan la línea de fondo casi de memoria
Sin presión por la competición

DEBILIDADES

Débiles en las segundas jugadas
Mucho espacio entre las líneas
Sin capacidad de reacción
Un nuevo entrenador a meses del Mundial

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *