Así juega Argentina – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Argentina

Argentina maneja dos sistemas iniciales distintos. Utilizan el 1-4-4-2 ó el 1-3-1-4-2 según el grado de ofensividad de los jugadores de banda dispuestos en el once titular. En el 1-4-4-2 los laterales serán ocupados por jugadores naturales en ese puesto. Se muestran mas ofensivos y con mayor dinámica de movimientos entre defensores y delanteros con el 1-3-1-4-2 con una defensa de tres centrales y dos extremos ocupando las bandas por detrás de los delanteros. Si realizan posesiones largas consiguen mantener la corta distancia entre líneas, a excepción de la del portero con la defensa, siempre de mayor longitud. En tres cuartos de campo, Messi, Dybala o Icardi producen cambios de posiciones con su movilidad. El más influyente es Messi, administra el juego ofensivo decidiendo que amplitud, profundidad y finalización va a dar a la jugada. Ofrecen cambios de posición e incorporaciones, con los laterales de extremos, los centrales de mediocentros, y los mediocentros a la mediapunta. Messi tiene total libertad y es el amo y señor de cualquier disposición sobre el terreno de juego.

Argentina es una selección que llega al Mundial asimilando hasta el último momento el juego de su entrenador. Por tanto, en Rusia deberá mostrar una alta mejoría de las debilidades mostradas en fase de clasificación.

En defensa organizada las distancias son cortas entre portero, centrales y medios pero no pueden mantener un riguroso orden posicional ya que luego la distancia con los delanteros es mayor. Si la defensa con tres centrales no cuenta con laterales naturales y son extremos los que ocupan los carriles por detrás de los delanteros, aumentará la dinámica, el cambio de posición entre jugadores y las incorporaciones a líneas anteriores. La urgencia de resultados no ha facilitado la continuidad de un esquema.

Tanto ofensiva como defensivamente Sampaoli genera variantes en su desarrollo de trabajo. Hay extremos cambiados de perfil de un partido a otro, o en el caso de Acuña incluso puede pasar de extremo a ser lateral en defensa de cuatro. Mascherano puede variar de central a mediocentro defensivo.

La línea de centrocampistas en cuanto a nombres fijos no quedó totalmente definida en fase de clasificación ni en los posteriores amistosos. Por el carril central han participado Biglia, Pizarro, Banega, Enzo Pérez, Gago, Lo Celso, Kranevitter, Pastore y Paredes. Alrededor de ellos Messi tiene una gran influencia en el pase y desmarques; compenetrar estos jugadores con Messi ofrecerá mas capacidad de llegada al área y se ha convertido en la obsesión de seleccionador.

La opción deseada es jugar en corto y por dentro sin arriesgar el pase, con conducciones de los defensas centrales apoyados en el mediocentro. Mascherano es el referente en la salida. Poseen en el equipo multitud de medios capacitados para ofrecerse y distribuir por el carril central. También los laterales reciben dando amplitud. Son Messi y Dybala los atacantes que piden balón para llevar a cabo la correcta canalización. Aunque es el 10 del Barça el que más importancia tiene en esta faceta con mucha diferencia. Messi con su toma de decisiones y conducciones es quien incrementa la verticalidad y marca la lectura de las jugadas. Argentina mantiene el balón con cambios de orientación y realizando posesiones largas pero lo arriesga cuando lo quiere meter al espacio. La búsqueda de Messi para que él filtre el pase entre líneas les disminuye el riesgo de pérdida. En el carril izquierdo prefieren buscar con mas asiduidad el enfrentamiento uno contra uno con Di María o Acuña. Para crear superioridad numérica se incorporan los defensas centrales por delante de medio campo. Los laterales avanzan líneas continuamente, realmente participan durante el partido como extremos si juegan con tres centrales que se encargan de cerrar atrás. La llegada al área rival se produce con balón controlado siempre con Messi como primera opción de que sea el quien tome la última decisión. Messi es capaz de todo, de hacer gol, combinar o filtrar pase entre defensas al milímetro.

Desde media distancia el propio Messi tiene tiro. Dybala, el Kun, o incluso Biglia se incorporan con intención de finalizar. La búsqueda de centros es mayor por banda izquierda con Di María, a pesar de ello la penetración al área se puede ocasionar por ambos carriles. Se atreven a atacar espacios reducidos porque quieren encontrar el área pequeña y el punto de penal como zona principal de remate. No dominan los rechaces, el rival consigue encontrar salida tras recuperación.

Transición Defensiva

La albiceleste pierde la posesión casi siempre en el mediocampo con pases que son interceptados debido a la falta de precisión. En los envíos al área arriesga el pase y también se producen pérdidas. El peligro para Argentina es que deja espacios en distintas zonas. La línea defensiva juega adelantada y hay huecos a sus espaldas. Los laterales avanzan dejando las espaldas descubiertas, esos espacios son tapados por el por los tres centrales y dos mediocentros, que hacen un gran esfuerzo en el regreso. No existe mucha ayuda de los extremos ni delanteros por lo que el rival puede desarrollar cómodo el contraataque. Para no ser vulnerables en la pérdida dependen de mantener un correcto posicionamiento ya que no son veloces en el regreso ataque-defensa y los delanteros no llegan a tiempo a labores defensivas.

Tras perder la posesión, Argentina tiene trabajo por perfeccionar en la presión avanzada. Da indicios de evolucionar en ello con los delanteros en primera línea de presión, mediocentros en campo contrario y la línea defensiva conteniendo en mitad de cancha. Las transiciones ataque-defensa son un aspecto del juego a ajustar para mejorar en el mundial. Recordamos que Sampaoli adquirió el banquillo con poco tiempo de preparación de entrenamientos y mucha presión de puntuación para clasificar. Esto hace que Argentina sea una de las selecciones con mas evolución entre fase de clasificación y fase de grupos. No todo es negativo y con el tiempo han mejorado algunos aspectos. Mascherano y Otamendi dan temporización y salen al corte logrando además tras robo comenzar las jugadas con ataque organizado por su correcta salida de balón.

Transición Ofensiva

Argentina aprovecha los espacios libres, por su velocidad en banda y las conducciones de calidad que puede realizar por el carril central. El equipo de Sampaoli podría sacar más jugo a las transiciones porque a pesar de su buena amplitud, la finalización con profundidad y llegadas habituales con el mismo numero de jugadores no termina de producirse con frecuencia. Recuperando en zona 1 (campo propio) activa el contraataque, con un pase orientado a banda en profundidad siendo Di María, Salvio o Lo Celso buenos conductores. Con mas frecuencia usan el carril izquierdo por la alta velocidad de Di María. Agüero y Enzo Pérez se posicionan bien de cara, pero el peligro pasa por Messi, que es capaz de temporizar y fijar rivales. Si la recuperación es en zona 2(centro del campo), puede alternar el contraataque a velocidad media y el ataque organizado con temporización de los mediocentros, Messi o el Kun. Buscarán siempre que puedan el pase a banda o a Messi para que conduzca por carril central con posibilidad de asistencia o tiro a puerta. La línea de medios avanza hasta el área rival, Enzo Pérez y Banega son capaces de ofrecer calidad a la circulación de juego. Logrando recuperar en zona 3 (campo rival) activa el contraataque buscando a Messi por su alta efectividad y resolución rápida con balón tomando decisiones por el carril central.

Aspectos importantes del balón parado

Argentina tiene un problema con el balón parado. No dominan el juego aéreo ni las segundas jugadas. En faltas laterales, escoradas y córner normalmente son cinco jugadores los que suelen entrar al área en remate, pudiendo incrementar a seis en falta lateral. Si Messi no es el lanzador queda acechando el rechace siendo peligroso por su buen remate en la frontal. Son tres jugadores los que esperan rechace, uno en el balcón del área y dos a los costados.

Sin embargo por calidad de sus lanzadores aumentan su efectividad. Messi es capaz de hacer gol en cualquier balón detenido. Banega y Di María son las alternativas destacadas. Al remate son los defensas los que muestran mejor llegada aérea, con Fazio, Otamendi, Mercado y Pezzella. El juego aéreo no termina de ser dominado pero sí lo disputan con alta intensidad en la marca, a pesar de ello no llegan a ser autoritarios. Deja balones divididos o les siguen generando juego en las segundas jugadas. En los córner el área pequeña la protegen siendo numerosos dentro de ella, la pueblan habitualmente con ocho jugadores. Para faltas laterales y escoradas defienden en línea con nueve hombres.

El entrenador: Jorge Sampaoli

Uno de los entrenadores más mediáticos del Mundial. Adora los tatuajes, las canciones de rock y el estilo de Marcelo ‘El Loco’ Bielsa, Jorge Sampaoli nunca entrenó en Argentina antes de hacerse cargo de la selección nacional. Se tuvo que retirar como futbolista demasiado joven por culpa de una fractura de peroné. Nadie le ha regalado nada y es dueño absoluto de sus éxitos como entrenador. No dirigió ningún equipo hasta 1994 pero una vez que consiguió su primera oportunidad no volvió a dejar de crecer. Un obseso del visionado de partidos, no deja pasar la oportunidad de ver a sus rivales y a su equipo constantemente. Sus mayores éxitos han llegado en Chile, tanto como la Universidad como con la selección a la que hizo campeón de América en 2015. Ese año fue elegido mejor seleccionador del mundo y tercer mejor técnico del fútbol mundial. Argentina es el reto más osado de su carrera y por el dejó su sueño de entrenar en LaLiga española.

Plantilla de Argentina

Fortalezas y debilidades de Argentina

FORTALEZAS

Cuentan con el mejor jugador del torneo
Suman muchos jugadores en todas las zonas del campo
Muchas alternativas en el banquillo
Cuando recuperan son muy peligrosos

DEBILIDADES

Tienen un grave problema cuando pierden el balón
Muy flojos a balón parado ofensivo y defensivo
Muchos sistemas pero muy poca continuidad
Tienen una gran presión por triunfar

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *