Así juega Arabia Saudí – Análisis para el Mundial 2018

Análisis del Sistema y Modelo de Juego de Arabia Saudí

La Selección Nacional de Arabia Saudí utiliza siempre un sistema 1-4-1-4-1 ó 1-4-4-2. Muestra amplitud desplegando juego por bandas con llegadas al espacio, directos con profundidad. A excepción de la larga distancia entre portero-defensas el resto de líneas se mantienen cortas entre si. Arabia es una selección en clara construcción de la mano de su nuevo técnico Juan Antonio Pizzi. Demuestra buenas intenciones de juego en posesión, pero no encuentra dinámica por falta de velocidad y precisión en el manejo de pelota. Procuran mantener el orden de posición y ser cautos en las incorporaciones, salvo los laterales que son los que mas profundizan.

El cuadro de Pizzi inicia el juego por dentro, con mucho riesgo en la salida, con pérdidas por falta de precisión en el pase. Participan en la salida defensas centrales, laterales y mediocentros. Los mediocentros Otayf y Al Jassam se ofrecen para recibir.
El portero, cobra relevancia cuando el equipo necesita salir en largo, también para desplazar a larga distancia recurren a los centrales desde zona 1.

El delantero centro en carril central y los extremos por bandas son las referencias para recibir. No dominan la disputa ni el robo, por tanto no ganan las segundas jugadas.

Son directos en la creación de juego, pero no rehúyen de combinar si logran mantener la posesión con cambios de orientación. Los centrocampistas elaboran, tratan de crear juego y distribuir con corrección, pero por falta de calidad técnica queda arriesgado el pase por imprecisiones. Otayf y Al Jassam son los canalizadores principales del juego. Usan el 1vs1 como recurso para progresar y tienen descaro, más acentuadas estas características en los extremos. Los laterales crean superioridad numérica con desmarques en profundidad y conducciones. Atrás cierran con tres jugadores.

En los últimos metros les cuesta superar líneas del rival por ello juegan directo en muchas acciones, pero no quita que traten de elaborar con pase en corto y llegar a la frontal con el balón controlado. Desde la frontal del área tiran, consiguiendo sacar córners a favor por rechaces de los defensores. Los laterales y Al Jassam insisten en recurrir al tiro para finalizar. Extremos y laterales realizan desmarques en profundidad, desde ambos carriles exteriores buscan centros desde inmediación de la frontal. Los envíos se destinan al punto de penal, zona de remate para delantero centro y media punta. No dominan la recogida de rechaces, dejando oportunidades de contraataque al rival.

En defensa utilizan el sistema 1-4-1-4-1 o el 1-4-4-2. Muestran una buena actitud para ser profundos defensivamente y también de repliegue, pero la presión no es sólida. Mantiene media distancia entre todas sus líneas. Se encuentran en pleno aprendizaje de la libreta de Pizzi, tratando de mantener la posición sin alterar el orden con cambios de posición y midiendo incorporaciones. Los centrocampistas pueden salir en presión avanzada a líneas siguientes.

Por momentos presiona con el punta, pero normalmente realizan esperas con la primera línea de presión en medio campo compuesta por el delantero centro permitiendo el juego en corto. La segunda línea de presión temporiza, enviando un jugador en presión avanzada. En caso de clara superación del rival han de replegar. La línea defensiva se sitúa en ¼ de campo. Las líneas quedan separadas.

Cuando el rival crea juego, hay espacios en la espalda de la línea defensiva y entre líneas. A los costados de los mediocentros consigue reducirlos defendiendo con línea amplia de centrocampistas y presión avanzada de los laterales. En defensa organizada el jugador con menor intensidad defensiva es el delantero centro. Las basculaciones son completas por parte de la línea defensiva, pero no así los centrocampistas, que pierden el orden. Son pobres en robo de balón, quedando aleatorio el carril donde recupera. La línea defensiva es la que más balones logra pero por defecto de que el rival consigue llegar con frecuencia hasta ellos. Orientan la presión hacia fuera protegiendo el carril central.

Su defensa en los últimos metros tampoco es buena. Les resulta difícil tapar los tiros desde la frontal y los centros por debilidad en el uno contra uno. La línea defensiva trata de mantenerse firme en línea de cuatro, pero quiebra ante rivales de calidad en 1vs1 y pases filtrados. Son vulnerables en los centros laterales por ser superados 1vs1, también en balones remitidos desde larga distancia si tienen la defensa adelantada, ya que la espalda de la línea defensiva hacia el punto de penal es una principal debilidad.

No defienden correctamente la incorporación de rivales desde segunda línea, son superados por distancias entre líneas, con conducciones de calidad de los rivales o elaboración rápida de pases. En segunda jugada no dominan el pase correctamente siendo vulnerables ante presión, no orientan los despejes. Muestran intensidad para lograr contundencia y agresividad pero son superados por calidad técnica-táctica del rival.

Transición Defensiva

Arabia Saudí pierde el balón en situaciones de uno contra uno y pases interceptados en la creación. Dejan espacios a espaldas de la línea defensiva y entre líneas, con lentitud en el cambio de fase ataque-defensa. Reaccionan a la pérdida con presión avanzada poco efectiva sin capacidad de robo ni contundencia y falta de participación defensiva de los delanteros y extremos.

Realizan repliegue intensivo, con comportamiento rápido de mediocentros y defensas. Dejan grandes espacios a espaldas defensivas y entre líneas, no tapados por falta de contundencia y recuperación. Los carriles exteriores quedan debilitados y las basculaciones incompletas. No temporizan, no frenando al rival, que goza de llegar a zona de finalización. Cuando realizan la falta táctica es demasiado desmedida, evidente, con riesgo para el jugador rival, acarreando tarjeta. En caso de recuperar no consolidan la posesión.

Transición Ofensiva

Se trata de un equipo que aprovecha los espacios libres para conducir el balón en acción individual y dar pases al espacio tratando de realizar desmarques en profundidad para salir rápidos por banda con amplitud. Falta sincronización para llegar hasta zona de finalización. Desde cualquier zona de recuperación pueden efectuar contraataques, en zonas 1 (campo propio) y 2 (centro del campo) también pueden recurrir al ataque organizado. Para descongestionar la jugada envían de inmediato el balón a las bandas.

Como conductor claro se muestra Al Mowalad. Pueden usar cualquiera de los carriles exteriores para contragolpear desde zonas 1 y 2 pero la velocidad es baja. Si están bajo necesidad de defender muy retrasados les cuesta llegar bien desplegados a zona3. En recuperación en zona 3 (campo rival) encauzan por carril central para buscar la espalda de la línea defensiva rival con alta velocidad. No logran llegar en oleadas, ni temporizar, tampoco encuentran juego de cara efectivo, es Al Jassam el que mejor capacidad de apoyo ofrece en este sentido.

Aspectos importantes del balón parado

En Arabia Saudí destaca como lanzador principal Al Jassam. Como rematadores destacan Hawsawi, Hassam Muath, Omar Othman, Al Sahlawi y Al Mowalad. No domina el juego aéreo, tienen poca frecuencia de éxito a la hora de conectar remates a portería. No dominan la segunda jugada, no roban y el rival goza de oportunidad de contraataque. Al remate en córner y faltas son cuatro o cinco jugadores los que lo buscan en el interior del área.

En defensa tampoco dominan el juego aéreo ya que les ganan la posición en el salto logrando conectar de cabeza los rivales. En segunda jugada tienen problemas para dar pase de seguridad y anularla. La intensidad es baja en las marcas cercanas y combate cuerpo a cuerpo. Defienden córner y faltas poblando las inmediaciones del punto de penal con seis o siete jugadores y el resto en vigilancias de la frontal del área, saque corto o conformando la barrera.

El entrenador: Juan Antonio Pizzi

Mucha polémica hubo en la elección de Juan Antonio Pizzi para dirigir a Arabia Saudí. El técnico argentino con nacionalidad española fracaso al mando de Chile, que no estará en Rusia 2018. No hubo mucho tiempo de luto antes de aceptar el cargo de los asiáticos en noviembre. Su reto es complicado pues dirige a uno de los peores equipos de los 32 que participan en el torneo.

Plantilla de Arabia Saudí

Fortalezas y debilidades de Arabia Saudí

FORTALEZAS

Mucha profundidad en los laterales
Finalizan desde media distancia
Juegan de manera directa, sin orden y sin presión
Siempre buscan el espacio de la defensa rival

DEBILIDADES

Sufren mucho en el balón parado
Falta de calidad técnica
En defensa van tarde siempre

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *